Una noche para Sebas

Sebas Moyano, felicitado por sus compañeros | LOF

El partido ya estaba decidido desde hacía tiempo, pero él festejó el gol como si fuese el de la clasificación. Sus compañeros se arremolinaron en torno a él para abrazarle. Sabían lo que había detrás. “Personalmente lo necesitaba”, admitió ante los periodistas en la zona mixta Sebas Moyano, que recordará para siempre la noche del 16 de octubre del 18 en el Martínez Valero de Elche. Allí jugó su primer partido completo con el primer equipo del Córdoba y todo salió mejor que bien. El de Villanueva del Duque anotó su primer tanto con el equipo grande y lo hizo de un modo singular, muy suyo: quebró la resistencia de un defensa con un caño y la colocó junto al palo de la meta de José Juan. Con esa filigrana, el punta se reivindicó como un elemento a tener en cuenta en el futuro.

Sebas es el único futbolista de la primera plantilla que todavía no ha debutado en Liga con Sandoval. Si su actuación en Elche cambia algo está por ver. Lo que parece seguro es que, para él, algo sí se ha alterado. Había jugado solamente 58 minutos oficiales con el primer equipo en ¡cinco años! En el filial acumula casi un centenar de presencias y siempre fue un asiduo en las pretemporadas, pero por una u otra razón -bueno, hay una principal: su controvertido contrato con un fondo de inversión por 750.000 euros en la etapa de Carlos González- siempre se quedaba en las puertas. Nunca le tocaba. En Elche estuvo los 90 minutos en el campo y participó de un festín muy esperado en el vestuario blanquiverde. En los viajes solo se habían coleccionado calamidades y se echaban de menos sensaciones como las que se vivieron en esta noche de Copa.

“Nos hacía falta la victoria para coger confianza y lo que espero es que esta dinámica siga en Liga y nos haga ver que somos capaces de ganar a cualquier equipo”, dijo el jugador, que agradeció los ánimos a sus compañeros. “Me han ayudado muchísimo”, confesó. El joven canterano, de 21 años, ha hecho un curso de madurez acelerada en El Arcángel. Se refirió con sensatez a su porvenir: “Esperemos que sirva para que hagamos dudar al míster en Liga”.

El jugador admitió que “un resultado tan abultado nunca lo esperas, y menos fuera de casa”, aunque resaltó que fue producto de hacer “el trabajo que el míster nos pedía”. Sebas, que fue internacional sub-17 y que este verano renovó su contrato con el Córdoba hasta 2021, aguarda acontecimientos en una temporada repleta de contratiempos pero, ahora, con un elemento ilusionante en el horizonte. “Ahora la Copa empieza a gustar más, porque toca un rival de Primera División puede ser uno de los que juegan en Europa”, indicó el villaduqueño con la mirada encendida en su primera gran noche blanquiverde.

Etiquetas
stats