La necesidad de un viaje con final feliz

Alfaro se lamenta tras una acción en la visita al Sevilla Atlético | DAVID DE LA ROSA - LOF

Tras un negativo comienzo de año, consiguió reconducir la situación en hogar propio. La trayectoria en El Arcángel no era la deseada hasta hace unas jornadas, en las que el Córdoba inició una senda de buenos resultados que le permiten continuar fuera del descenso. Sin embargo, el conjunto blanquiverde tiene otra tarea pendiente. Ésa no es otra que mejorar sus números como visitante, un rol en el que sufre desde que arrancó el presente 2017. Desde el regreso a la competición después del período vacacional de Navidad el equipo que dirige Luis Miguel Carrión únicamente conoció la derrota en los encuentros que disputó lejos de su feudo. Una dinámica que necesita romper a la mayor prontitud posible si quiere evitar el apuro continuado en la tabla de Segunda A. Una buena oportunidad para cambiar esa racha la tendrá el cuadro califal el próximo domingo (12:00) en Valladolid.

El cuaderno de viajes describe desde enero una travesía turbulenta para el Córdoba, que en estos meses cedió en los seis partidos que jugó en estadio ajeno. Curioso es al menos el hecho de que los actuales guarismos en ese sentido comenzaran después de cerrar de manera sobresaliente el pasado año. No en vano, los dos últimos duelos como foráneo de 2016 los concluyó el conjunto blanquiverde con sendas victorias. La primera llegó en el estreno de Luis Miguel Carrión al frente del equipo en Liga -antes sumó su primer triunfo como técnico ante el Málaga en Copa-. Fue en Reus, donde los califales se impusieron por un 1-2 que dos semanas después repitió en Oviedo. Con el positivo resultado obtenido en el Carlos Tartiere se marchó el cuadro califal al período de vacaciones navideñas. Pero el camino se torció tras Nochevieja.

La vuelta a la competición fue negativa en términos generales, pues el equipo no fue capaz de vencer hasta su último partido de febrero, ante el Alcorcón (1-0). No ganaba ni en casa, ni lejos de ella. Una situación que revirtió en El Arcángel a partir del duelo con los madrileños. Distinta es la realidad en los viajes para el Córdoba, que perdió en seis ocasiones y apenas logró anotar dos goles en una racha que arrancó con la visita al Girona (2-0). Las estadísticas de 2017 vienen a completar un más que discreto dato como foráneo en lo que va de temporada: en feudo ajeno sólo superó a su rival en tres encuentros -el primero fue ante los alcorconeros precisamente (0-1) a comienzos de campaña-. De ahí que el equipo de Carrión afronte su choque con el Valladolid como una ocasión para cumplir con su tarea pendiente como visitante.

Etiquetas
stats