Todo el mundo les mira a ellos

Rodri Ríos celebra un gol en El Arcángel | MADERO CUBERO

El que quiera pasar tiene que marcar. No le queda otro remedio. Aunque sea en los penaltis, si es que el duelo de vuelta de octavos de la Copa del Rey entre Córdoba y Alcorcón consume 120 minutos con el mismo marcador que la ida: cero a cero. Tanto Luis Carrión como Julio Velázquez tratarán de evitarlo y para ello cuentan cada cual con un arma recurrente. Sus goleadores de cabecera tienen nombre y apellidos: Rodri Ríos y David Rodríguez. Este miércoles se cruzarán en El Arcángel en el único partido que enfrenta a clubes de Segunda División. El que salga vivo de la pelea representará a la categoría de plata en el bombo de los cuartos, a la espera ya de un adversario que pueda reportarles notoriedad mediática, una inyección económica y, obviamente, una posibilidad deportiva de una hazaña brutal. Pero eso será otra historia. Antes queda un partido que llega envuelto en un aura extraña. En la Liga, ambos están describiendo una trayectoria irregular. En la Copa ya han protagonizado alguna hazaña. Los blanquiverdes se deshicieron del Cádiz y del Málaga en dos derbis regionales de alto voltaje. Los alfareros noquearon al Getafe, al Elche y al Espanyol en los penaltis. En la ida, Rodríguez fue titular y sustituido por Óscar Plano, mientras que Rodri entró en el césped de Santo Domingo en el tramo final supliendo a Federico Piovaccari. Está por ver si sus técnicos les utilizan desde el inicio o les dejan en la recámara, por lo que pueda pasar.

Rodri y David Rodríguez vieron sus nombres emparentados durante el pasado verano en las quinielas sobre posibles fichajes del Córdoba, que después de vender a Florin Andone estuvo tirando al caña entre los artilleros más reputados de la división. DR7 fue uno de los principales, pero el jugador prefirió seguir en el Alcorcón, donde es un ídolo. Tiene 30 años y lleva firmados 7 goles en 20 partidos de Liga. Unas cifras prácticamente idénticas a las de Rodri Ríos, que fue quien finalmente se incorporó a las filas blanquiverdes después de una chirriante salida del Múnich 1860 alemán y una discreta cesión al Real Valladolid. El delantero soriano ha marcado 7 goles en 19 encuentros ligueros, más uno en la Copa frente al Málaga. Los números de ambos en este curso son muy parecidos. Rodri, de 26 años, ha disputado un total de 1.781 minutos oficiales, por 1.825 de David Rodríguez. Sus técnicos -Oltra y Carrión en el Córdoba, Cosmin Contra y Velázquez en el Alcorcón- les utilizan siempre como referentes ofensivos. Son delanteros centro, aunque también pueden acoplarse como extremo derecho o mediapunta. No ha sido el caso.

Sus vidas deportivas han discurrido por caminos que presentan coincidencias. Tocaron la Primera División en equipos de clase media (el Almería en el caso de Rodri y el Celta en el de David Rodríguez) y tuvieron una etapa en el extranjero que apenas les reportó beneficios más allá del económico. El cordobesista pasó por una cesión -cuando pertenecía al Barcelona- al Sheffield Wednesday inglés y hace año y medio jugó en la segunda categoría de Alemania. Rodríguez, por su parte, estuvo en el Brighton inglés cuando salió del Celta y desde allí retornó a España para enrolarse en el Alcorcón. El Córdoba se interesó varias veces por él. En la época de José Miguel Salinas en la presidencia hubo un intento importante pero el jugador prefirió marcharse a otro lado, lo que provocó un comunicado oficial del club de lo más surrealista. Ahora, todo apunta a que DR7 volverá a El Arcángel como enemigo. Una vez más. En el partido de ida no jugó el partido entero, al igual que Rodri. Sus equipos no marcaron. Este miércoles necesitarán hacerlo y ellos pueden tener la palabra al respecto. El área es el hábitat natural de dos jugadores que comparten un pasado interesante en las selecciones inferiores de España y que, curiosamente, terminan su contrato el próximo 30 de junio.

Etiquetas
stats