El 'míster ascensos', ante una nueva oportunidad con el Bujalance

Catiti, en el play off a Primera del Córdoba Futsal | ÁLEX GALLEGOS

Hay casos en los que algunos futbolistas bajaron al barro después de tocar la élite para ayudar a un equipo a alcanzar la gloria. Antonio Pérez Artero -más conocido como Catiti- fichó por el Bujalance Calderería Manzano Fútbol Sala, equipo de Tercera División, después de conseguir el ascenso con el Córdoba Futsal a Primera. El jugador natural de Montoro no fue elegido para representar a la entidad blanquiverde en la máxima categoría del fútbol sala nacional y, a pesar de que sopesara la retirada, el cierre cordobés decidió enrolarse en el conjunto bujalanceño por una razón de gran peso. Además de que la entidad rojilla quería confeccionar un proyecto para ascender, entre sus filas estaba Pedro Pérez Artero -también más conocido como Pedro Catiti y hermano de Antonio-. Era una ocasión especial y que le hizo cambiar totalmente de opinión. "Merece la gloria mucho más que yo", afirma el exjugador del Córdoba Futsal a CORDÓPOLIS.

De hecho, el veterano jugador cordobés ya conoció lo que se siente al conseguir un ascenso antes de vestirse la elástica blanquiverde. Y es que Catiti consiguió una plaza en Tercera División cuando estaba jugando junto a sus amigos en un equipo de Montoro. "Construimos una plantilla a base de mucho trabajo y gente que nos arropó. Echamos unos años muy bonitos", explica un jugador que, años más tarde, pudo firmar con el Córdoba Futsal para representar a la provincia por todo el panorama español. En su primera temporada como califa, Catiti estuvo a punto de jugar el play off para ascender a la máxima categoría de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), pero el UMA Antequera lo impidió en la última jornada disputada en un Vista Alegre repleto.

El cierre cordobés encaraba su segunda temporada como blanquiverde con el objetivo de acomodarse a una categoría muy competitiva, pero el destino le tenía guardado algo increíble. Después de ser una de las piezas más usadas para Miguel Ángel Martínez -más conocido como Maca-, entrenador, por aquel entonces, del Córdoba Futsal, el conjunto califa pudo clasificarse al play off por ascender a Primera División después de derrotar al Rivas. Tras una promoción con los nervios a flor de piel, el equipo consiguió una plaza en la máxima división del fútbol sala español después de vencer al Mengíbar en la última eliminatoria. "Fue un sueño hecho realidad", apunta un jugador que pensó en dejar el fútbol una vez que el staff deportivo del Córdoba Patrimonio de la Humanidad -actual nombre del club- decidió prescindir sus servicios para la próxima temporada.

Aunque siguió en su deporte favorito, pero no por decisión propia. Hubo una persona que cambió su pensamiento de la noche al día. "Las ganas e ilusión de mi hermano superó con creces la balanza", subraya un Catiti que intentará conseguir una plaza en Segunda B junto a uno de los mayores pilares de su vida personal. "Ya te digo que mi hermano, para mi, lo es todo" ya que "en los dos años en los que estuve en el Córdoba Futsal hizo de madre, hermano...", además de que "disfrutamos mucho juntos los dos", sentencia. Asimismo, el montoreño sabe que este play off es muy importante para Pedro. "No sé si yo me merezco un ascenso más, pero mi hermano sí se que se merece la gloria", apunta un cordobés que dará todo lo que tenga para conseguir una plaza en Segunda B el próximo 18 de julio en el Pepe Montalbán frente al Alcalá de Guadaira.

Etiquetas
stats