Mejor pero peor que en la 2006-07

Juanto Ortuño, en la visita del Córdoba al Yeclano | LOF

El comienzo de curso del Córdoba en el Grupo IV de Segunda División B ha resultado mejor que el obtenido durante la 2006-07, última campaña en que los blanquiverdes habían formado en la categoría de bronce. Los dos triunfos logrados en El Arcángel frente al Recreativo Granada (2-1) y Real Murcia (1-0), además de las dos igualadas fraguadas a domicilio contra el Villarrubia CF (0-0) y el Yeclano Deportivo (2-2), han situado a los de Enrique Martín como invictos y en la quinta plaza con 8 puntos. No obstante, el equipo que compitió hace más de una década se encontraba entre los cuatro primeros pese a registrar 7 puntos en sus cuatro citas iniciales, uno menos que el actual debido a una derrota.

La entidad cordobesa llegaba por aquel entonces siendo el claro favorito para el ascenso -igual que ahora- tras una temporada 2005-06 donde solo pudieron ocupar la sexta posición, a cinco del play off de ascenso. Pepe Escalante, que ya había tomado el relevo de Quique Hernández durante ese aciago año, fue el encargado de dirigir al club en el nuevo proyecto. El campeonato empezó con victoria por 2-0 ante el Sevilla Atlético de los ex cordobesistas José Ángel Crespo y Alejandro Alfaro. Jaime Asensio Asen y David Pérez Arteaga, dos de los refuerzos firmados y que debutaban esa tarde en competición oficial, anotaron las dianas en el primer acto. Pese a la posterior expulsión de Rubén Párraga, el bando local supo aguantar el resultado favorable hasta la conclusión.

La buena imagen del arranque se vio manchada con la primera salida en Linarejos. El CD Linares -actual Linares Deportivo- venció por 3-2 al Córdoba después de un encuentro repleto de alternativas. Javi Moreno, el fichaje estrella de los visitantes, adelantó al equipo cuando apenas se habían cumplido el par de minutos. Sin embargo, Sergio Postigo y Jesús Sierra dieron la vuelta al tanteador ante el delirio de la parroquia jiennense. Guzmán Casaseca, saliendo desde el banquillo por Javi Flores -dos jugadores que pueden verse las caras el sábado en el enfrentamiento entre Córdoba y CD Badajoz-, igualó el duelo. Pero Antonio Manuel Ruiz Romerito, justo a renglón seguido, sorprendió a David Valle sellando la derrota. Curiosamente, solo unos días antes, el plantel de Pedro Pablo Braojos ya había apeado a los de Escalante de la Copa del Rey (2-1) en un once con la presencia de dos ex entrenadores del club: Pablo Villa y Luis Miguel Carrión.

Más sufrido fue el segundo triunfo ejerciendo de local ante el Águilas CF. Arteaga no tardó en aparecer para perforar las mallas de José Miguel. El horizonte parecía aclararse después de la doble amarilla mostrada por el colegiado López Puerta al ariete Tariq Spezie. Apenas con 20 minutos por delante, el Córdoba administraba su mínima renta jugando sin red. De hecho, Honorio Gallego silenció al estadio ribereño con un gol que devolvió las tablas al electrónico. Flores, que esta vez entró por Guzmán variando el guion de la anterior semana, otorgó los tres puntos justo en el último suspiro (2-1).

En la cuarta jornada también se realizó un desplazamiento cercano, concretamente hacia Alcalá de Guadaíra. De nuevo Arteaga puso en franquicia a los blanquiverdes bajo la desesperación del cancerbero Fernando Rodríguez-Thorices. Los de Escalante, como ocurriera en el duelo anterior en casa, no supieron cerrar a tiempo la contienda y motivaron a la escuadra sevillana. Joaquín Alfaro Quini, en el 73, materializó el definitivo 1-1 que colocó cuarto al Córdoba por detrás de FC Cartagena (10), UD Marbella (8) y Sevilla Atlético (7, mismo registro). Al final de ese curso se ascendió a Segunda División concluyendo precisamente en esa cuarta plaza y después de eliminar a Pontevedra CF y SD Huesca en el play off.

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2019 - 08:20 h
stats