¿Quién marca aquí? Tres ‘9’ para nueve jornadas

Xisco recibe el abrazo de Fede Cartabia por su gol ante la Real | ÁLVARO CARMONA
Dos tantos suman los delanteros del Córdoba, de los cuales sólo Havenaar no logró estrenar su cuenta anotadora | Ghilas es el punta con más minutos disputados

El duelo del sábado con la Real Sociedad trajo consigo el estreno goleador en el curso de Xisco. El balear logró acabar con una sequía de seis meses y 15 partidos oficiales -los que disputó en ese período- para de paso otorgar un punto más al Córdoba, que en su regreso a la elite tiene la tarea pendiente de encontrar con mayor facilidad la portería rival. Cierto es que el blanquiverde no es el equipo con menos tantos a favor -el Levante marcó cuatro por los seis del cuadro califal-, pero tras el primer cuarto de campeonato no consigue mejorar en ese sentido. Una circunstancia que se produce después de que en las primeras nueve jornadas de competición en Primera sus tres ‘nueves’ hayan tenido la oportunidad de incrementar el balance anotador, en el que por cierto domina Fede Cartabia con dos dianas. Precisamente fue el último de los atacantes en recalar en El Arcángel el primero que perforó las redes de la meta rival.

Resulta curioso, pero Nabil Ghilas es a estas alturas de la temporada el delantero de la escuadra califal que más tiempo sobre el césped suma. Y resulta curioso porque llegó una vez disputados los dos primeros encuentros del presente ejercicio. Así las cosas, no pudo debutar con la elástica blanquiverde hasta la tercera fecha del campeonato, en que sustituyó a Havenaar en el minuto 59. En Almería dio muestras de su capacidad para generar peligro cuando pisa área y a punto estuvo de dar el triunfo al Córdoba en el último suspiro. El cambio se repitió, también el instante de choque en que se realizó, en el partido de la cuarta jornada ante el Sevilla. Fue cuatro días después, en Mestalla, cuando Albert Ferrer decidió apostar por él para que ocupara la punta de ataque de inicio. Desde entonces, el franco argelino no sólo apareció como fijo en el once, sino que además completó todos los duelos. De esta forma, se convierte en el ‘nueve’ con mayor presencia en el equipo. Son 512 minutos los que ya ha vestido de corto el futbolista cedido por el Oporto, que además fue el primero de los puntas en marcar.

A cero sigue el contador de Mike Havenaar, que atraviesa una situación totalmente distinta a la de Ghilas. El nipón ganó la partida a Xisco en el inicio de la temporada, cuando todavía no se había cerrado la incorporación del franco argelino. Arrancó como titular indiscutible para Ferrer, que le mantuvo en sus alineaciones hasta la cuarta jornada, inclusive. La derrota ante el Sevilla no sólo dejó tocada la imagen del cuadro califal, sino también la del atacante japonés de origen neerlandés. Ese día El Arcángel le despidió con una sonora pitada cuando abandonó el campo para dejar su lugar al último de los ‘nueves’ sumados al proyecto de Primera. Si bien el preparador catalán siempre aseguró tener confianza en el punta, éste empezó poco a poco a perder protagonismo. En la quinta cita liguera, en Valencia, le tocó asumir el papel de suplente y saltó al césped para participar por última vez hasta este momento. Los cuatro siguientes encuentros los vio desde la grada y su retorno a la selección de Japón lo cerró sin jugar. No completó ningún choque y sumó 295 minutos.

Menos tiempo sobre el terreno de juego ha estado Xisco, que apenas disputó 136 minutos en lo que va de campaña. El balear comenzó el curso como suplente del nipón y apenas superó los 30 minutos entre los duelos con Real Madrid y Celta. Una lesión le mantuvo apartado del equipo entre la tercera y la quinta jornada, ambas incluidas. En la sexta, volvió a vestir de corto, pero de nuevo le tocó partir desde el banquillo. La titularidad en la punta de ataque fue ese día -y desde ese día- para Nabil Ghilas. Cinco días después del partido ante el Espanyol, el más veterano de los atacantes blanquiverdes no gozó de oportunidad en Getafe. Sí la tuvo ante el Málaga y ante la Real Sociedad. En los dos choques falló sendas claras ocasiones para marcar y acabar con una larga sequía. A tres del final del último de los enfrentamientos logró hacerlo. Anotó un gol que sirvió al Córdoba para sumar un punto que, por mucho que sepa a poco, no deja de ser valioso en su camino hacia la permanencia. Se convirtió así en el segundo ‘nueve’ que consiguió batir a un guardameta adversario.

Etiquetas
stats