Un lío de principio a fin

Arturo López lanza a canasta | TONI BLANCO

Menuda noche para el Muser Auto. Con mucha chavalería en las gradas -hubo desfile de escuelas deportivas- y frente a un rival compuesto por menores de edad -gente de 16 y 17 años-, Vista Alegre tuvo ambiente de discoteca light. Mucho jolgorio exagerado sobre la amable sensación de tener asumido que por mucho que pueda pasar, al final no pasa nada. El desenlace fue el previsto en el guion de la lógica: victoria de un equipo que aspira al grupo de ascenso contra un puñado de talentos juveniles que buscan fogueo para cuando les toque competir con los de su edad. Pero el camino se alejó de lo se que se podía prever. Hubo tensión en la cancha, gestos crispados y un epílogo cargado de polémica. En los dos últimos minutos, entre faltas antideportivas y técnicas, el pleito se alborotó por completo. Y ahí, en medio del disparate, salieron a resolver los adultos: Kaison Randolph despachó una actuación de lo más solvente y el capitán, Arturo López, anotó el punto que decantó el resultado de 79-78. El partido dejó una lección para ambos. El Muser sabe que necesita algo más que la inspiración de su americano si quiere prosperar en el campeonato. Y el Betis se marcha con otra prueba de la calidad de su equipo, cuyas metas deportivas actuales están en otros foros.

La puesta en escena del Muser Auto resultó lánguida, impropia de un equipo que sale con cartel de favorito y con cierta obligación de demostrarlo. Sin tensión defensiva, el conjunto de Lázaro se encontró pronto por detrás en el marcador ante el acierto de los jóvenes jugadores del Betis, que vieron facilitada su labor. Una serie de triples anotados por Juanma Cebolla (acabó con un 6 de 11 y 23 puntos) llevó a los sevillanos a las primeras ventajas sustanciales. Tobe Okafor erró varios tiros claros debajo del aro y la fogosidad de los júniors béticos fue creciendo. La salida de José Antonio Moreno y el cadete Rafa Santos a la pista no logró detener el control del Betis, que se encontraba cómodo y crecido. Cuando Lázaro sacó a la pista a Kaison Randolph, el Muser Auto ya tenía un problema encima de la mesa. El escolta de New Jersey hizo cuatro puntos consecutivos, pero su equipo se fue al final del primer cuarto por detrás (17-27).

El inicio del segundo periodo trajo la mayor renta para el Betis (17-31) y Vista Alegre presenciaba un escenario inimaginable. Randolph tomó el mando y se erigió en líder de la revuelta para un parcial de 8-0 que acercó las cifras (28-31). Sin embargo, el Betis replicó con brío para irse con un 30-42 después de triples cómodos y varios robos de balón. Definitivamente, la opción de una tarde plácida se había difuminado. Con Randolph (15 puntos), el aplomo del capitán Arturo López -poco certero en ataque por entonces- y una marcha más en defensa, el Muser logró apañar el cuadro para llegar al descanso con -3 (42-45) y un buen puñado de dudas por resolver.

La reanudación no deparó buenas sensaciones para un Muser atascado. El Betis siguió martilleando desde el exterior y se marchó con un 46-55. La posibilidad de ganar alentó al conjunto junior sevillano -un solo triunfo en todo el curso-, que no bajaba el pistón con las continuas rotaciones realizadas por el técnico Rafa Gomariz. Al Muser no le salía casi nada. El presumible poder interior no tenía reflejo práctico y los anfitriones seguían vivos por la mano de Kai Randolph. Los primeros tres puntos de Arturo López llevaron el marcador a un 55-57, pero el Betis respondió con un triplazo del base francés Da Silva y otro de Cebolla (55-63). Con 58-65 se terminó un tercer cuarto en el que el Muser no encontró soluciones y estuvo hipotecado al acierto de Randolph para levantar, sin conseguirlo, un partido muy torcido.

Lázaro puso en liza un quinteto sin extranjeros para reparar la avería, con Unai Friscia y Ricky Caballero para elevar el nivel de presión, aunque rápidamente metió a Randolph y Okafor después de un par de minutos en los que el marcador no se movió. Esa parálisis en el tanteo beneficiaba a un Betis hiperactivo, arengado desde la banda por Gomariz. Otro nuevo arreón con la firma del escolta estadounidense puso el electrónico en 63-66 y forzó un tiempo muerto del Betis a falta de algo menos de 7 minutos. Una entrada a canasta de Arturo llevó al Muser a su primera ventaja (67-66) en todo el partido a 5:30 de la conclusión. En plena ebullición local (70-66, 29 puntos de Kai Randolph), el Betis se descolocó. La intensidad de Unai Friscia y el buen criterio para producir en ataque de José Antonio Moreno fueron factores determinantes.

Entre la racha inspirada de los locales y el factor cancha, el partido se quebró en favor del Muser Auto con un 11-0 de parcial (74-66). Sin embargo, el sufrimiento continuó y de qué manera. Después de un robo de balón, el Betis se colocó con 76-72 a 1:53 y Lázaro buscó la fórmula para amarrar el resultado con un tiempo muerto. Kai erró un par de tiros y Okafor cometió una antideportiva que puso al Betis a dos (76-74) y con balón. La agarró Cebolla y anotó un triple más falta adicional. ¿Resultado? 76-78 a 1:11 después de un 2-12 para los chavales béticos en menos de un minuto. Anotó Arturo para empatar y hubo un último ataque local que terminó en pifia y falta antideportiva de Randolph. Vlahovic se fue a lanzar y falló, pero los árbitros anularon la acción porque correspondia lanzar a Da Silva y dieron el balón a los de casa. A Gomariz, técnico bético, se lo llevaban los demonios. En la última jugada, a falta de 3.4 segundos, hubo falta y dos tiros para Arturo López. Falló el primero y acertó el segundo: 79-78. El Betis buscó tras un tiempo muerto una penetración rápida, pero se estrelló ante las torres del Muser. Se acabó. Respiro de alivio y hasta la próxima.

FICHA TÉCNICA

MUSER AUTO CORDOBASKET, 79 (17+25+16+21): Ricky Caballero (5), Unai Friscia (9), Arturo López (10), José Manuel Gutiérrez (4), Tobe Okafor (6) -cinco inicial-, Rafa Santos, Adolfo Vega (4), Ángel López, Rafa Blanco (1), Kaison Randolph (29) y José Antonio Moreno (11).

REAL BETIS ENERGÍA PLUS, 78 (27+18+20+13): Juan Manuel Cebolla (23), Stefan Vlahovic (6), Anthony Da Silva (11), Adrián Latorre, Kennedy Clement (3) -cinco inicial-, Guillermo Urbano (6), Pablo Marín (17), Adrián Doblado (5), Javier Candilejo (2) y Zhiyao Zhang (5).

ÁRBITROS: Elías Calvillo y Milkana Borges. Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 14 del campeonato de Liga EBA Grupo D-B, disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante unos 800 espectadores.

Etiquetas
stats