Y justo un mes después... el Córdoba que viene

Celebración de un gol ante el Sporting el pasado 2 de junio | ÁLEX GALLEGOS

Ha pasado un mes justo desde aquel día. El 2 de junio, el Córdoba selló en El Arcángel la permanencia en la categoría, una hazaña que se festejó como un título o, más bien, como un ascenso. Es lo que fue, realmente, para una formación que estuvo 35 jornadas en las últimas cuatro posiciones de la tabla y apestando a Segunda B. Evitar aquel desastre se debe interpretar como uno de los episodios más relevantes de la historia moderna. Gradas repletas, goleada al Sporting de Gijón (3-0), fiesta a la altura de las circunstancias -completamente desmesurada- y una lista de planes para un futuro mejor. El Córdoba hizo números de ascenso en las últimas quince jornadas, que coincidieron con la mayor remontada para la salvación de toda su historia. Además, su entrenador dejó una estadística demoledora (más de un 60 por ciento de victorias, algo nunca visto en más de sesenta años de vida de la entidad) y el cordobesismo parecía, por fin, unido por encima de discrepancias. Un punto de partida ideal. ¿Qué queda de aquello?

El clásico tópico futbolístico que aconseja "no tocar lo que funciona" es imposible de aplicar en este caso. En el último once blanquiverde se registraron presencias irrepetibles. La primera, la del técnico José Ramón Sandoval, que terminó alejándose de El Arcángel después de un proceso de negociación repleto de aristas. El Córdoba terminó contratando, por un año, a Francisco Rodríguez, ex del Lugo. Apenas unas horas después de la conclusión del partido se desveló la marcha de José Antonio Reyes a China, con una oferta de imposible réplica en el Córdoba. Algo más tardó en certificarse otro adiós cantado, el del goleador Sergi Guardiola. El delantero jumillano se marcha al Getafe en calidad de cedido, culminando una progresión meteórica en todos los aspectos: en Córdoba cumplió 27, fue padre, batió todas sus marcas anotadoras y pasó de Segunda B a Primera División.

De entre los que jugaron ante el Sporting tampoco sigue Eneko Jauregi, que vuelve al Cádiz tras su préstamo. Narváez, que lo vio desde el banquillo, retorna al Betis. Y caso especial es el de Edu Ramos y Sergio Aguza, dos mediocampistas que terminaron este sábado su vinculación y son libres. Su continuidad parece, a día de hoy, compleja. El malagueño tiene propuestas. Y en las quinielas de posibles fichajes aparecen muchos nombres en esa posición asociados al Córdoba. También está ya fuera el polivalente defensa Caro, que finalizó contrato y tiene su porvenir lejos de El Arcángel.

Kieszek, Aythami, Valentín, Fernández, Aguado, Quintanilla, Javi Galán, Edu Ramos, Aguza (Araujo), Reyes (Alfaro) y Sergi Guardiola (Jauregi). Ese fue el último equipo del Córdoba y el armazón que ahora se deberá retocar con nuevas piezas para suplir a los ausentes, todos ellos referenciales. ¿Qué tiene el Córdoba a día de hoy? El gran "fichaje" fue el anuncio de la renovación, por dos temporadas, del portero polaco Pawel Kieszek. Más allá del entrenador -el Córdoba fue el último equipo de Segunda en cubrir la titularidad del banquillo-, el club no ha oficializado más cambios. Hubo un puñado de fichajes -incluyendo al entrenador, Marrero- para el filial, que descendió a Tercera División y tiene el reto de regresar. El último en ser captado ha sido el internacional ghanés Emmanuel Lomotey, de 21 años, quien parece que estará en la dinámica del primer equipo.

El Córdoba inicia la primera semana del mes de julio -el regreso del grupo está a la vuelta de la esquina- con unas cuantas tareas pendientes. Falta concretar cuándo y dónde será la concentración de pretemporada, con la opción de Panamá en el aire y las posibles ubicaciones de La Manga y Montecastillo como alternativa. Pero, sobre todo, hay inquietud en el cordobesismo por saber quiénes llegarán para suplir a los que se marcharon. No es previsible un desembarco masivo de fichajes, aunque la realidad es que a día de hoy el club tiene 18 fichas cubiertas y varios frentes abiertos. Con Javi Lara, José Manuel Fernández y Álvaro Aguado -todos ellos con contrato en vigor- se están negociando modificaciones en las condiciones económicas; al alza o a la baja, según casos. También se deberá concretar qué sucede finalmente con la continuidad de Edu y Aguza. Y en la puerta de entrada están los que se marcharon cedidos: Jaime Romero al Lugo y Jona Mejia al Cádiz. El extremo podría tener una oportunidad de reengancharse en la pretemporada -Francisco fue su técnico en el Anxo Carro-, pero el delantero hispano hondureño lo tiene más crudo. Podría abordar una nueva cesión -se habla del Elche y sobre todo el Lugo- o desvincularse definitivamente. A partir del miércoles, cuando se presente ante los medios en el antepalco de El Arcángel, a Francisco Rodríguez le queda sobre la mesa un intenso trabajo por hacer.

Etiquetas
stats