Joaqui, personificación del futuro blanquiverde

Joaqui, en un duelo de la Copa de Andalucía | CÓRDOBA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

A falta de apuntes sobre la competición bueno es mantener la atención en uno de los principales conjuntos de la ciudad -y de la provincia-. Capricho del azar, dos contagios de Covid-19 en su rival -el Real Betis- le dejan a la espera de su ansiado estreno en el campeonato de Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Pero el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no pierde la sonrisa, con la que aguarda su primer partido de la temporada 2020-21 dentro de una semana. Una campaña para la que, por cierto, el conjunto blanquiverde no sólo se refuerza con grandes fichajes en el mercado sino con talento de la casa. Ejemplo de ello se encuentra en Joaqui, que personifica a la perfección el futuro de la entidad. Siempre el trabajo de cantera es importante, y en el ala de Fátima se comprueba tras una interesante pretemporada por su parte.

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad no guarda la más mínima duda en cuál ha de ser su hoja de ruta no sólo a corto sino a largo plazo. La realidad es que su plan es el mismo desde que fue creado hace poco más de siete años. Así, en el curso 2020-21, recién iniciado, compite por segunda vez en su historia -y de manera consecutiva- en Primera. Lo va a hacer después de marcar un hito con la consecución de su primera Copa de Andalucía. Y también con la ilusión que aportan jugadores jóvenes como el citado Joaqui, que refleja la labor en categorías inferiores del club presidido por José García Román -con el equipo juvenil en División de Honor como máximo exponente-. La evolución del ala, que apenas cuenta con 18 años -cumple los 19 en unos días, el 16 de octubre- es fiel representación de la relevancia de contar con una base cuidada.

Joaquín Herrero Castro (Córdoba, 2001) es uno de los protagonistas de un verano tan atípico como la temporada ya en curso. Ha estado a las órdenes del entrenador del primer equipo, Josan González, al igual que Víctor y Pedro y su papel ha sido destacado. De ahí que en el campeonato que acaba de arrancar esté llamado a compaginar presencia entre los jugadores de Primera con su trabajo en el filial. Tal circunstancia le llena, como es de esperar, de satisfacción tras una pretemporada brillante, en la que ha logrado “sentirse muy cómodo desde el primer día en el vestuario”. “Me han tratado como uno más y he aprendido a pasos agigantados tanto de mis compañeros como del cuerpo técnico”, ha expresado el joven jugador de Fátima en declaraciones a la entidad califal.

“Además, he tenido la suerte de disputar minutos ante grandes equipos como ElPozo, Valdepeñas, Real Betis o Jaén Paraíso Interior. Todo ello no hace sino aumentar mis ganas de competir y seguir mejorando”, ha proseguido Joaqui sobre su experiencia en la pretemporada. Su deseo actual es no sólo participar en los entrenamientos cuando Josan González lo estime oportuno sino gozar de oportunidades en Primera. Lo último va a ser más difícil pero confía en lograrlo a base de esfuerzo y voluntad. “Aunque será una temporada complicada, espero aportar mi granito de arena para conseguir la salvación”, ha indicado en este sentido. No es su único reto para el futuro próximo, ya que también piensa en su porvenir fuera de la pista.

Si bien centra buena parte de sus ilusiones en su progresión en el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, el ala también tiene otras de aspecto académico. “A título personal, y al margen de madurar como jugador, buscaré la fórmula para compaginar el fútbol sala con el grado superior en TAFAD que estoy cursando”, ha expresado Joaqui sobre sus estudios. La que es una de las grandes perlas de la cantera blanquiverde, resulta curioso, ha recordado que su recorrido en la disciplina es en realidad muy corto pues sus primeros pasos los dio con 14 años -hace sólo cuatro- “Mi primer acercamiento llegó en Adeval, club en el que milité durante tres ejercicios”, ha rememorado. “Antonio Vinos, mi entrenador en dicha etapa, fue el que me asesoró para volcar todos mis esfuerzos deportivos en este deporte. En la 18-19, ya en edad juvenil, firmé por el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, club con el que peleé por el título liguero en ambas campañas”, ha expuesto. Estas palabras más que una carta de presentación son una extensión de la verdadera que mostró en el parqué durante la pretemporada.

Etiquetas
stats