Jesús Álvaro, con propósito de enmienda: “Voy a intentar poner lo máximo de mí”

Jesús Álvaro, en el 'stage' en Torrox | CÓRDOBA CF

Por ahora todo es visto de manera positiva. Quizá sea porque en el césped consiguen apartarse de lo que ocurre fuera de él. Mientras Unión Futbolística Cordobesa (UFC) aguarda una resolución definitiva acerca de la inscripción de la entidad en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), la plantilla continúa a lo suyo. Esto no es otro asunto que alcanzar la mejor forma posible de cara a una temporada cuyo comienzo todavía se desconoce. Así, el primer equipo del Córdoba prosigue con su dinámica de trabajo, sin preocupaciones externas y actualmente en El Morche –zona costera de la localidad malagueña de Torrox–. En este escenario, con Nerja como punto central de los entrenamientos, donde el equipo dirigido por Juan Sabas continúa con una atípica pero intensa pretemporada. Un período de preparación éste en el que las vibraciones son buenas en el vestuario, más si caben entre quienes como Jesús Álvaro tienen un propósito de enmienda tras la anterior campaña.

El lateral izquierdo es uno de los futbolistas que se mantienen en el cuadro califal en relación al curso 2019-20. Tal hecho supone para él, aunque no hubiera duda alguna sobre su continuidad, un gesto de confianza del club a la que pretende responder con mejores prestaciones. “El año pasado es verdad que ni me lo evalúo porque casi que ni estuve, siendo sincero. No voy a poner excusas pero tuve algunos problemas”, ha expresado el canario acerca de su rendimiento la pasada campaña. De ahí que ahora sólo piense en ofrecer mucho más. “Eso ya está superado y este año he cambiado mucho la mentalidad. Me he cuidado muchísimo durante el confinamiento, he venido cuatro kilos por debajo, y voy a intentar poner lo máximo de mí”, ha añadido. “El club me ha transmitido mucha confianza y quiero devolverla”, ha querido zanjar.

También es verdad que necesita dar ese paso adelante dado que el próximo curso va a contar con competencia real en su puesto tras la incorporación de Alberto Espeso. Una circunstancia ésta, la de la pugna por un puesto en el equipo, que ha considerado es favorable. “Muy bien. Cuánta más competencia tengas en el puesto, mucho mejor. Al final al míster le pones las cosas más difíciles para elegir un once y se trata de que el equipo se nutra del jugador que salga”, ha indicado en este sentido. Precisamente sobre el entrenador, Juan Sabas, ha señalado que “trabaja bastante, ha hecho sus cosas (en otros clubes) y está preparando al equipo lo mejor posible”. “Creo que el equipo lo está notando y al menos físicamente vamos a llegar muy bien”, ha seguido. Su opinión acerca del técnico ha tenido además su parte de broma, ya que “su caso es un poco extraño porque vino y no pudo debutar y ahora todavía no ha echado ningún partido”. Es decir, “está invicto”.

Más allá del aspecto personal, a Jesús Álvaro se le ha preguntado sobre la evolución del Córdoba esta pretemporada. Sobre todo en relación al primer stage, el que realiza desde el pasado sábado y ya en su recta final, en Torrox. “El balance es muy positivo porque la gente vino desde el confinamiento muy bien preparada físicamente. Todos los chavales (fichajes) que han venido están aportando muchas cosas, los del filial también, así que de momento de lo que se trata, como no podemos jugar partidos, es de ponernos lo mejor posible de forma”, ha expuesto. En cuanto a la falta de duelos de preparación, el lateral izquierdo lo ha lamentado pues “al final las pretemporadas son para eso, para meter partidos e ir cogiendo carga, sensaciones”. “Estamos con muchas ganas (de jugar) pero también entiendo que hay que esperar a que saquen el protocolo”, ha concluido.

Etiquetas
stats