El inolvidable 2019 del Córdoba Futsal: de Primera

Celebración del ascenso del Córdoba Futsal en Mengíbar | CÓRDOBA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Su crecimiento es digno de estudio. Casi tanto como lo es de admiración, que no falta ya no sólo en su entorno más próximo sino a nivel nacional. Los elogios los pronuncian incluso estrellas de calado mundial: hasta Ricardinho, considerado mejor jugador del planeta, alaba su potencial. No es para menos pues en poco más de un lustro pasa de jugar en Primera Provincial a hacerlo en Primera a secas. Así es la brillante historia del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que desde hace meses se codea con los más importantes clubes de España. Lo hace además sin el más mínimo complejo y con una serie de valores perfectamente definidos y envidiados. Y todo es posible después de un ascenso quizá inesperado pero muy merecido. Sobre todo, el salto de categoría es un logro memorable. De ahí que, con el recuerdo del 1 de junio todavía muy vivo, éste sea el inolvidable 2019 para el conjunto blanquiverde.

El club presidido por José García Román despide el año que justo este martes acaba con la sonrisa más amplia nunca imaginada. El motivo no es otro que su presencia en la mejor liga del mundo de fútbol sala. Tal hecho cuenta con el añadido de desconocer lo que significa estar en zona de descenso transcurrida la primera vuelta. La realidad actual del cuadro califal es fruto del trabajo y, sobre todo, de la continuidad a una idea. Nada provoca variación alguna en el proyecto iniciado hace sólo seis años y medio. De aquel 2013 a este casi 2020 apenas pueden hacerse apuntes negativos de una entidad que definitivamente supo lo que es tocar el cielo. Lo hizo una tarde de sábado a las puertas del verano y en la vecina provincia de Jaén. Pero éste fue sólo el final de un duro camino.

Comenzó 2019 con el equipo de Maca en la quinta plaza de Segunda, es decir, dentro del play off. Entonces jugaba como Córdoba CF Futsal, con el respaldo y el escudo del club de fútbol -su hermano mayor en ese momento-. Aunque el objetivo no era pugnar por el ascenso el conjunto blanquiverde soñaba con ello y estaba dispuesto a lucharlo. Sin embargo, la entrada de año fue agridulce al tener que conformarse con un empate en Vista Alegre ante el Soliss Talavera (5-5), un rival que terminó por descender. Pero esa ligera contrariedad no generó el decaimiento en una plantilla netamente cordobesa forjada a base de esfuerzo y constancia. El trayecto no fue fácil pero el cuadro califal mantuvo su firmeza. A falta de cuatro jornadas para el final de Liga estaba aferrado a una séptima posición que por circunstancias otorgaba pasaporte a la promoción.

El ascenso a Primera, un sueño hecho realidad

Difícil era el reto pese a estar muy cerca de lograrlo. El Córdoba CF Futsal gozaba de una ventaja de cinco puntos sobre su más directo rival por el play off y llegado el punto sólo debía cerrar el primer éxito. La incertidumbre no desapareció hasta el final debido a la experiencia de la temporada anterior, en que la fase de ascenso se escapó en el último partido de competición regular. Sin embargo, el equipo de Maca estaba hecho a la presión y certificó su acceso a la batalla por el ascenso en la penúltima jornada. Los blanquiverdes entraban en la pugna como séptimos y nadie apostaba por ellos. Quizá éste fue el error, especialmente por parte de su adversario en primera eliminatoria. El Betis encaró el enfrentamiento con un exceso de confianza tan grande que…

La escuadra heliopolitana era la gran favorita al salto a Primera pues estaba hecha sólo para eso. En el primer duelo de la semifinal dio el golpe en Vista Alegre (1-2) y ya creyó que había alcanzado la final. Pero en Sevilla cedió en el segundo choque (2-3) y las piernas le comenzaron a temblar -a dirigentes, técnicos y jugadores-. Una mañana después, en pleno Mayo Festivo, el Córdoba CF Futsal dio la campanada y eliminó al todopoderoso Betis tras un encuentro que acabó en empate (1-1) y una tanda de penaltis en la que Nono fue bajo palos, como durante el partido, el gran protagonista.

Derribado un muro aguardaba otro no menos importante: esperaba el Software Delsol Mengíbar. La final arrancó de manera inmejorable, ya que el conjunto blanquiverde se impuso con contundencia en el primer enfrentamiento (5-1). Así, colocó la balanza a su favor antes de visitar un auténtico fortín como lo era el pabellón Sebastián Moya Lorca. Llegó entonces el decisivo y ya histórico 1 de junio de 2019. Fue ese el día en que el equipo de Maca completó su hazaña. Después de ganar por 0-2, el cuadro mengibareño consiguió igualar. Pero a falta de cinco minutos apareció Lolo Jarque para hacer el 2-3. Éste fue el resultado definitivo, que impidió la disputa de una tercera cita y supuso el ascenso.

Máxima fue la celebración tanto en la localidad jiennense tras el memorable partido y aún más en la plaza de Las Tendillas un día después. La ciudad recuperaba al fin su presencia en la élite del fútbol sala español, en concreto tras tres décadas. La fiesta sin embargo sólo debía preceder al trabajo duro para luchar por la permanencia en Primera. Y manos a la obra se pusieron el presidente y el entrenador, que reforzaron la plantilla con más talento cordobés y con jugadores conocedores de la categoría como Giasson o Pablo del Moral. Mientras el club lograba las cantidades económicas necesarias para responder a las obligaciones impuestas por la Liga Nacional de Fútbol Sala y asegurar su presupuesto, un problema surgió. El Córdoba CF no acertaba a definir su apoyo a la entidad, lo que conllevó que finalmente el conjunto blanquiverde mantuviera sus colores pero con otra marca, con la recuperación de su escudo y con el nombre de Córdoba Patrimonio de la Humanidad.

El notable debut en la élite

Bajo esa denominación encaró el cuadro califal un muy difícil desafío, que afrontaba además con un calendario realmente complejo. En la primera vuelta tenía que recibir a los tres grandes de la competición, todos con paso en el tramo inicial del campeonato. Los vaticinios no eran muy positivos, puesto que también tocaba medir fuerzas ante el Osasuna Magna y en la pista del Levante, otros dos equipos de la zona noble, en las dos primeras jornadas. Pero nada puede con el conjunto blanquiverde, que debutó en la mejor liga del mundo por todo lo alto. Superó al cuadro navarro en la fecha inaugural (1-0) y también sorprendió al valenciano en la siguiente (2-3) para llegar al tercer duelo de la temporada con la posibilidad de pugnar por un liderato que compartía el Barça y el Movistar Inter, al que se enfrentaba. El equipo de Torrejón de Ardoz tuvo que sufrir para vencer (2-3) y el Córdoba Patrimonio de la Humanidad lanzó definitivamente su aviso a navegantes: había llegado para quedarse.

Fue precisamente tras el espectáculo deportivo ante el Movistar Inter cuando el que es considerado mejor jugador del mundo, Ricardinho, elogió a la entidad -a su equipo y a su afición-. Sin embargo, por delante quedaba un largo y duro camino, que anduvo en las siguientes jornadas no sin adversidades en los marcadores. De hecho llegó a estar seis encuentros ligueros sin conocer el triunfo. Lo cierto es que el equipo de Maca sí que pudo obtener los puntos necesarios para cerrar la primera vuelta fuera de la zona de descenso, sobre la que tiene una ventaja de cuatro puntos. El balance por ahora supera incluso las expectativas del propio club. Tanto es así que los blanquiverdes ni siquiera pisaron las posiciones de peligro pese a su condición de noveles. De tal forma quiere continuar el Córdoba Patrimonio de la Humanidad hasta final de campaña tras un 2019 que es inolvidable.

Etiquetas
Publicado el
31 de diciembre de 2019 - 07:10 h
stats