“Hay que dar con la forma de que el equipo dure 90 minutos”

Ferrer hablando con el entrenador del Lugo | MADERO CUBERO
Ferrer asegura que “las sensaciones no son malas”, a pesar de que se escapó el triunfo ante el Lugo, y afirma que “de verdad que no miro hacia abajo”

El silencio llenaba la sala de prensa de El Arcángel a la espera de que apareciera por ella Albert Ferrer, que en esta ocasión lo hizo con un rostro mucho más serio que en otras. En el ambiente se notaba que se habían marchado dos puntos ante el Lugo. El empate con el conjunto gallego deja a dos puntos del descenso, una distancia que ya es menor que la que existe respecto del play off. Sin embargo, el técnico aseguró que no atiende a la zona de peligro y sí hacia la que da derecho a luchar por el ascenso a Primera. “De verdad que no miro hacia abajo”, zanjó al respecto.

Cuestionado sobre el hecho de que la situación en la tabla pueda afectar a la plantilla, afirmó que no será así: “Es un vestuario muy sólido y mentalmente están preparados para seguir trabajando”. Lo cierto es que el preparador catalán se encontraba con un sabor muy diferente al de la semana pasada, a pesar de que entonces cayó ante Las Palmas. Quizá porque existía la idea de que se había dejado marchar el triunfo que se resiste demasiado en El Arcángel. Aun así, indicó que “las sensaciones no son malas, pero hay que dar con la forma de que el equipo dure 90 minutos y no 45”. Ferrer hacía referencia al hecho de que esta vez la escuadra blanquiverde estuviera mejor en la primera parte y bajara en la segunda, al contrario que sucediera en duelos anteriores.

“En la primera parte el equipo hizo lo que se le pedía, que era salir a presionar, no dejar jugar al rival; pero en la segunda esa intensidad se ha transformado en desgaste y ellos han tenido más posesión”, explicó en ese sentido. Además, el entrenador del Córdoba entendió que se había “circulado un poco lento desde atrás” e incidió en la circunstancia de que necesita demasiado para marcar. “Nos cuesta hacer gol, por eso tenemos que generar mucho”, apuntó y añadió que antes del descanso se tuvieron varias ocasiones que de haber sido materializadas podrían haber cambiado el rumbo del partido. Pero no fue así, y en la segunda, a pesar de tomar ventaja en el marcador, el conjunto blanquiverde perdió el control y también la victoria.

Al respecto, expresó que en la reanudación “ha habido voluntad, pero el equipo estaba roto”. En cuanto a los cambios, desveló que sustituyó a Pedro porque estaba cansado y a Xisco porque “estaba estirando el cuádriceps” y se creyó que estaba también desgastado. También habló sobre Mendi, protagonista con un golazo, del que destacó que “es un chico que está trabajando muy bien y que tiene calidad”, de forma que puede seguir contando en el futuro.

Etiquetas
stats