A todo gas... pero sin gas

Stankevicius, en el Tenerife-Córdoba en el Heliodoro Rodríguez | LOF
El Córdoba resiste en posición de ascenso directo tras una racha de cinco puntos sumados de los últimos quince posibles | Lesiones, sanciones y convocatorias han lastrado al grupo de Oltra

Lleva siete jornadas en posición de ascenso directo a Primera y sólo ha conseguido ganar uno de sus cinco últimos partidos. Lo está pasando mal el Córdoba para aferrarse a una posición que no es lo que más le importa, según se encarga de repetir Oltra cada vez que tiene ocasión, pero que es el mejor modo de homologar la condición de candidato para un Córdoba que demasiado a menudo no da el aspecto fútbolístico que se le supone a un líder. Hace lo que puede en las circunstancias en las que vive. Las lesiones de jugadores clave -el último en caer es Pedro Ríos, que no estuvo el domingo en Tenerife ni se le espera, salvo milagro, ante el Oviedo-, las sanciones por tarjetas -Stankevicius, Markovic...- y las convocatorias con sus respectivas selecciones nacionales de Florin Andone y Razak Brimah han lastrado a un conjunto blanquiverde que en la última jornada estuvo a punto de hacer saltar la banca en el Heliodoro Rodríguez de Tenerife. Resistió el acoso de su adversario con una portentosa actuación de Razak, se adelantó con un tanto de su hombre más en forma, Florin Andone, y terminó cediendo a falta de cinco minutos dos puntos que le hubieran permitido coliderar la Segunda División junto a Osasuna. Los navarros suman 26 puntos; el Córdoba, 24.

El triunfo ante el Nástic (2-0) ha sido el único desde que el día de San Rafael el Deportivo Alavés frenó al Córdoba con un gol en el último suspiro (3-2) en Mendizorroza. Lo de los tantos en los minutos postreros ha resultado especialmente doloroso para los de Oltra, que en las dos últimas semanas han visto cómo Huesca (1-1) y Tenerife (1-1) neutralizaban su ventaja en el tramo final. Esa circunstancia ha añadido dolor a una fase de competición en la que el Córdoba ha acusado sus contados efectivos. Hay poco o ningún margen de maniobra en algunas zonas del campo y el Córdoba se ha mostrado como un equipo previsible, más por necesidad que por vocación. La explosión de inspiración de Florin Andone -seis goles ya del rumano- ha mantenido las opciones de un Córdoba que necesita rentabilidad al máximo su producción ofensiva, a la que se ha sumado Fidel (4 goles). La resistencia en El Arcángel, donde está consiguiendo su promedio de puntos más elevado en el último lustro, está siendo particularmente llamativa. Con Pedro Ríos fuera de combate, el Córdoba vive con la zozobra de ver cómo piezas importantes como Deivid, Cisma, Rodas, Markovic y Fidel están bajo la amenaza de suspensión.

Lo mejor para el Córdoba es que mantiene la posición en medio de una tormenta de problemas. Lo peor, que los que llegan por detrás se le acercan. El Alavés ya está a uno (23) de distancia y con 22 se sitúan Ponferradina, Oviedo y Nástic. El conjunto carbayón visitará El Arcángel (domingo, 19:15) en un duelo en el que los anfitriones defenderán ese puesto de ascenso directo que lucen desde hace casi dos meses. Ese puesto que hace que el Córdoba no parezca, simplemente, uno más.

Etiquetas
Publicado el
23 de noviembre de 2015 - 12:30 h
stats