Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Córdoba Futsal Crónica
El Córdoba Patrimonio mantiene intacta su solidez

Zequi durante una acción ante el Betis.

0

Otro test de nivel y otra victoria para la mochila. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha logrado sacar una vez más brillo de su potencial goleador al conseguir imponerse por un ajustado 3-4 al Real Betis en un duelo marcado por el lado benéfico, ya que el mismo se jugó a favor de Ainhoa Azurmendi, hija del exentrenador del Xerez DFC Toyota Nimauto Jesús Azurmendi, la cual padece actualmente el síndrome Wolf-Parkinson-White. Sea como sea, en un choque de golpes continuos, los cordobesistas se impusieron con un tanto casi cercano a la bocina final.

El encuentro comenzó con dominio ofensivo verdiblanco, que puso muy pronto a prueba a Fabio bajo palos. El meta califa, con varias intervenciones de mérito, logro evitar el tanto bético hasta en dos ocasiones durante el primer minuto de partido. Con todo, también los cordobeses quisieron poner su granito de área en el choque, yéndose al ataque con fuerza, pero sin acierto en los últimos metros.

El que sí lo iba a tener fue el Betis, que convirtió el primero de la contienda a los cuatro minutos por medio de una gran jugada colectiva culminada por Carrasco. Las rotaciones propiciaron una mejora de los blanquiverdes, mostrando su profundidad de plantilla y dando minutos Josan a los nuevos fichajes. Asimismo, hubo cambio, incluso, en la portería, con la entrada de Víctor. 

De este modo, avanzaban los minutos con una clara mejoría califa. Además, entraron en escena los problemas de faltas en el ecuador de la primera mitad, con cinco para los sevillanos por cuatro de los cordobeses. Y ahí llegó el empate, al rematar Mareco un rechace de Molina tras un gran golpeo de Perin. El gol incentivó aún más el ánimo del Córdoba Patrimonio, pues el propio ala brasileño estuvo a punto de voltear el marcador en la siguiente acción, aunque su disparo se marchó fuera por muy poco. Tanto fue el impactó de los blanquiverdes entonces, que ese nuevo dominio obligó al técnico hispalense a parar el partido. 

Pero la inercia ya era claramente favorable al Córdoba Patrimonio, que consiguió sacar la sexta falta al cuarto de hora, y fue el propio Lucas Perin el que desequilibró la balanza desde los siete metros. No obstante, poco duró la alegría, pues Ivi devolvió las tablas al luminoso solo un minuto después en una contra frenética en la que definió a la perfección ante Fabio, de nuevo sobre el parqué. Y con ese empate a dos se marcharon ambos conjuntos a vestuarios. 

El reinicio del choque trajo una cierta relajación en el ritmo de ocasiones. Pasaban los minutos sin peligro en ambas áreas, al tiempo que no cesaban las continuas rotaciones por parte de Josan González. De hecho, durante los primeros compases del segundo acto ya habían debutado todos, a excepción del meta Fabián. Eso sí, la intensidad también era máxima, con numerosas jugadas que superaban el límite de lo legal, tanto que hubo un cierto reparto de cartulinas amarillas, más castigados los béticos que los cordobeses. 

El intercambio de golpes de cara al gol mejoró con el paso de los minutos. Y fue otra vez el Córdoba Patrimonio el que golpeó con más atino, ya que Joaquín puso otra vez a su equipo por delante a los 30’ de partido. Eso sí, pese a la renta, iba a sufrir el conjunto cordobés en esta recta final, pues ahora la amenaza del doble penalti caía sobre sus espaldas. 

Asimismo, el Betis pretendía de nuevo mostrar su potencial goleador, y lo consiguió con varios intentos fallidos de cara a la portería cordobesa, siendo el más claro el que tuvo Pedro Toro contra el travesaño a falta de cinco minutos para la conclusión. Eso sí, al final encontraría otra vez la recompensa por medio de Lin, quien puso el 3-3. Todo por decidir entonces, y además, entraría en escena el bonus para el Betis, por lo que el desenlace iba a hacer de infarto. Ambos queriendo el gol, pero sin poder arriesgar en exceso. A falta de 58 segundos, Josan González pidió tiempo muerto para buscar la acción ensayada, y salió a la perfección, ya que Kenji iba a desatar la locura del Ruiz Mateos con el 3-4 con el que se llegaría a la conclusión. Otro triunfo de mérito para seguir ganando confianza.

Etiquetas
stats