Crónica

Tocará remar

Marcador Fútbol Emotion Zaragoza - Córdoba Patrimonio

0

Ahora era turno de soñar. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad consiguió en la noche del viernes la permanencia en Primera División gracias a la derrota del Real Betis Futsal -quien ya no puede alcanzar a los blanquiverdes y es el segundo equipo que ocupa la posición de descenso a Segunda División- ante el Palma Futsal. El primer objetivo estaba ya cumplido, pero los blanquiverdes no se conformaban con esto y querían dar un paso al frente para seguir creciendo. Para ello, visitaban al Fútbol Emotion Zaragoza en un partido donde los chicos dirigidos por Josan González tenían que vencer para escalar posiciones en la tabla clasificatoria y acceder, de manera momentánea, a los puestos de play off por el título de la máxima categoría de este deporte a nivel nacional.

Estaba claro que un equipo tenía muchas más urgencias -en lo que a descenso se refiere- que el otro y esto se notó en el inicio del partido. El Fútbol Emotion Zaragoza salió a la pista del Siglo XXI con una intención clara, y era adelantarse en el electrónico, disminuyendo las sensaciones positivas que ha ido consiguiendo su rival en los últimos partidos. Sin embargo y lejos de conformarse con la permanencia conseguida un día antes, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad se rehízo de un mal inicio y, gracias a las rotaciones, se fue adueñando del dominio del esférico e incluso tanto Alex Viana como Shimizu gozaron de oportunidades para materializar el primer gol blanquiverde, aunque, finalmente, Iván Bernad hizo una gran actuación para mantener el empate.

Conforme pasaban los minutos, esta disputa por el dominio del balón seguía siendo dispar y el Fútbol Emotion Zaragoza volvió a conseguir acercarse a la meta del Córdoba Patrimonio de la Humanidad hasta que, finalmente, se adelantó en el marcador. Claudino le robó el esférico en campo rival a un Caio César que intentaba formar jugada ofensiva y el jugador local dejó solo a Jamur que, con muchísima calidad y tranquilidad, batió a Prieto por alto, adelantando a su equipo por primera vez en el choque e inaugurando el marcador del Pabellón Siglo XXI.

Lejos de dar una dosis positiva, el gol trajo aún más dudas a un conjunto blanquiverde que, en vez de ir en tromba rápidamente a por el empate, vio como el cuadro maño fue superior y, en diferentes acciones, se mereció incrementar la distancia en el marcador. De hecho, Claudino y Adri Ortego tuvieron en sus botas hacer el segundo, aunque, y gracias al empuje en los últimos segundos de la primera mitad, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad tuvo hasta tres oportunidades para imponer nuevamente el empate, pero Jesulito y Shimizu hasta en dos ocasiones -en una de ellas pidió un penalti claro- no pudieron retomar las tablas en el luminoso.

Esta última tendencia positiva que encontraron los de Josan González fue mantenida en el inicio de una segunda mitad que fue claramente de dominio blanquiverde. Al Córdoba Patrimonio de la Humanidad le vino bien el descanso para asentar ideas y, sobre todo, apaciguar los ánimos descontrolados que le había costado tres amarillas y la posibilidad de un doble penalti para el cuadro local. Gracias a esto, nuevamente Shimizu y Jesulito rozaron el gol del empate, aunque no fue suficiente para inaugurar su marcador particular en tierras mañas. Por su parte, la escuadra de Jorge Palos quiso despertar, pero no llegaba con demasiada claridad a la meta defendida por Prieto.

Gracias a esta dinámica a la alza, el gol podía llegar en cualquier momento y finalmente acabó aterrizando sobre el parque del Siglo XXI de una manera inesperada. La garra y el esfuerzo nunca se cuestionan en el Córdoba Patrimonio de la Humanidad y esta vez fue Alberto Saura quien se guisó y quien se comió este tanto. El pívot de La Unión robó un balón en campo contrario, se preparó el disparo y el esférico acabó en la red de la portería del Fútbol Emotion Zaragoza, devolviendo las tablas al electrónico a falta de aún 13 minutos para que finalizase el encuentro.

Todo abierto. Todo como si fuese a comenzar un choque de poco más de diez minutos. Como si de un cuarto de baloncesto se tratase. Ahora, había que ver cómo sentaba este duro varapalo a un Fútbol Emotion Zaragoza que no estaba tan cómodo en el parqué maño desde que el pitido de la pareja arbitral decretase el inicio de la segunda mitad. Sin embargo y a pesar de todo el dominio que estaba realizando, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad mantuvo su intensidad defensiva y eso le costó que, a falta de nueve minutos aún para la finalización del choque, acumulase cinco faltas, entrando en el peligro del posible doble penalti para el cuadro maño.

Y finalmente condicionó el marcador. La amenaza de la sexta falta estaba ahí y los de Jorge Palos la consiguieron aprovechar rápidamente. Álex Viana cometió una infracción al borde del área califal y Jamur, quien retornaba de una larga lesión, marcó su segundo tanto y adelantaba momentáneamente a los suyos a falta de siete minutos para la finalización del partido. Por su parte, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad quiso reaccionar, pero, cuando ya desplegaban el portero jugador, Adri Ortego asestó un auténtico mazazo para asegurar la victoria y dar un golpe de realidad a los blanquiverdes en territorio maño.

Etiquetas
stats