Crónica

El Deportivo Córdoba vuelve con fuerza

Las jugadoras del Deportivo Córdoba celebran un gol.

0

Sin perder un ápice de su espíritu. O bien puede decirse, al revés aunque sea lo mismo, que mantiene en plenitud su identidad. Y ésta no es otra que la superioridad en gran parte de cada encuentro respecto de sus rivales. Así es incluso después de dos semanas sin competir, primero por un positivo de Covid-19 en el adversario y a continuación por vivir jornada de descanso. El caso es que el Deportivo Córdoba vuelve a las pistas con fuerza, con el rugido propio de un equipo que quiere estar la próxima temporada en la elite. Como mínimo, quiere luchar para conseguirlo. Es el de Juanma Cubero, que este sábado vence con claridad, como es habitual a lo largo de la presente campaña, al Sporting Garrovilla. Tanto es así que impone un duro 1-7 a las extremeñas para continuar en la pelea por el liderato del Grupo III-B de Segunda.

De entrada, el técnico del Deportivo Córdoba, Juanma Cubero, se topó con tres bajas. Quizá la de mayor relevancia, por su peso específico dentro de la plantilla y por ser un contratiempo, fue al de Marixu Romero. La capitana no pudo ser de la partida en este encuentro después de sufrir un golpe en un dedo de la mano, lo cual le mantenía con molestias. Por otro lado, tampoco pudieron acudir a tierras extremeñas Celi Calderón y Marta García. Aunque sus ausencias se debieron a asuntos personales. En cualquier caso, el conjunto cajista visitaba la cancha del Sporting Garrovilla con la intención de recuperar cuanto antes su elevado ritmo competitivo. No iba a ser sencillo tampoco, ya que fueron dos semanas las que estuvo obligado el equipo a no actuar en pista.

La verdad es que ese deseo de mantener su sello, el que le permite estar en la pugna directa por el liderato del Grupo III-B de Segunda, lo dejó patente desde el inicio. Salió a la cancha con la idea de tomar el control del partido, lo que no fue fácil sin embargo. Así, los primeros compases del choque transcurrieron con un enfrentamiento de poder a poder. Sobre todo porque el cuadro local establecía una presión alta y dura. Pero la escuadra de Juanma Cubero no estaba dispuesta a perder brío respecto de anteriores encuentros. Comenzó a aparecer más en torno al área local pero lo hacía sobre todo con acciones por bandas que no lograba finalizar o con disparos desde media pista, como uno de Inma Sojo que repelió la portera extremeña como pudo.

Mientras que el Deportivo Córdoba seguía a lo suyo, el Sporting Garrovilla permanecía con su presión e intentaba en ataque con rápidas contras. En una de ellas tuvo que salvar Ceci Moreno un mano a mano tras un dos contra una. Fue con el paso de los minutos cuando al fin el cuadro cajista consiguió mover el marcador. En una acción colectiva, Lau Fernández abrió a la derecha para África Lozano y la joven jugadora hizo el 0-1. El primer tanto supuso la apertura de la lata, como se suele decir, y antes del descanso llegaron otros cuatro goles. África Lozano completó una cabalgada por la izquierda y cedió a Neiva Cano, que no pudo llegar y dejo pasar. Rocío Gracia apareció remachar. El tercero lo anotó Neiva Cano tras pared con Rocío Gracia, mientras que la canterana estableció el 0-4 con un chut a pase de la anterior. Para rematar la faena, Inma Sojo envió al interior del área y Lihuen Valcárcel no falló.

Pese a llegar a un clarísimo 0-5, las jugadoras de Juanma Cubero intentaron aumentar su renta antes de poner rumbo a vestuarios. No lo lograron y, por si fuera poco, en la reanudación no arrancaron con buen pie. Ana Rodríguez suplió a Ceci Moreno bajo palos y tuvo la mala fortuna de toparse con un punterazo ante el que nada pudo hacer. El 1-5 marcó por unos instantes un ritmo distinto del partido, en el que el Sporting Garrovilla era capaz de dificultar el trabajo ofensivo del Deportivo Córdoba. A la vez, el cuadro extremeño sabía salir con rapidez para tratar de colocar en apuros a la portera rival. No les duró demasiado el ímpetu o la supuesta superioridad a las locales, que aun así intentaron golpear en ataque. La contienda entró en realidad en una fase en la que cualquiera de los dos equipos procuraba generar peligro al otro.

No tenían demasiado éxito ni el Deportivo Córdoba ni el Sporting Garrovilla en cada una de sus aproximaciones a las áreas rivales. De hecho, las ocasiones se contaban por disparos desde media distancia casi en su totalidad, lo que impedía que hubiera riesgo real para las cancerberas. En éstas, el cuadro cajista pareció tomar de nuevo la iniciativa. Pero con el equipo de Juanma Cubero nunca se sabe pues su calidad y su garra siempre son sinónimos de peligro. Lo recordaron Rocío Gracia y Tere Muñoz en una acción que inicio la primera y culminó la segunda, tras internarse en el área, con el 1-6. El festival anotador, detenido durante gran parte del segundo tiempo, siguió a continuación con nuevo tanto de Neiva Cano tras recibir de Ana Haro en una rápida transición a la contra. Con el 1-7 acabó el encuentro.

Etiquetas
Publicado el
20 de febrero de 2021 - 20:42 h
stats