Puerta a cero para recomponer la figura

El Córdoba Patrimonio defiende ante el Peñíscola.

Quizá muchos pudieran tener sensación de que es la primera vez. No es así, si bien al producirse en tan pocas ocasiones lo parece. En realidad, es el segundo encuentro de la temporada que termina de tal modo. Y tan sólo el tercero en su aún breve trayecto en Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Aun así, lo realmente relevante es que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad cierra un partido sin encajar gol, lo que rara vez ocurre, en efecto. Sucede además para alcanzar la primera victoria en lo que va de año y después de cinco derrotas consecutivas, ahí es nada. De esta forma, los blanquiverdes acumulan apuntes positivos tras su duelo con el Peñíscola. Otro que no ha de pasar desapercibido -y no lo hace- es que el equipo dirigido por Josan González abandona la zona de descenso. Pero de vuelta a la materia principal en este caso, los goles en contra, el cuadro califal logra recomponer la figura -como queda comprobado- gracias precisamente a su solidez atrás en el último choque.

Puerta a cero al fin. Es la otra nota destacada de la trascendental victoria del Córdoba Patrimonio de la Humanidad del pasado viernes. Hasta ahora, tras 22 jornadas y, eso sí, 19 partidos disputados, el marco defendido por Alfonso Prieto sólo estuvo libre de anotación rival en un choque. Y de aquello hace ya más de tres meses pues ocurrió el 21 de noviembre con la visita del Fútbol Emotion Zaragoza. Entonces, el cuadro califal certificó un triunfo que repitió -con idéntico resultado es esto- ante el Peñíscola. Venció por 2-0, con tantos de Alberto Saura y Jesulito, para tomar distancia con el descenso tras verse sorprendido por el Ribera Navarra (2-3) en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre. Después de este cerrojazo hubo que esperar once encuentros -diez más el reciente ante la escuadra castellonense- para reeditar éxito defensivo. Por medio se produjo además una malísima racha en este sentido.

El logro en la línea de retaguardia, en torno a la meta de Alfonso Prieto, tiene mucho más mérito si cabe al recordar que tan sólo otra vez sucedió desde que el equipo milita en la considerada mejor liga del mundo. Curiosamente, fue en el estreno histórico del conjunto blanquiverde en Primera de la LNFS. El 13 de septiembre de 2019 culminó un debut memorable ante Osasuna Magna. El escenario fue, también, Vista Alegre. La plantilla, distinta en su configuración a la actual, abrió el campeonato, el primero entre los grandes del fútbol sala español, con un triunfo por la mínima. Apenas un solitario gol del capitán, Manu Leal, fue suficiente para hacerse con los tres puntos. La victoria llegó, al igual que el pasado viernes, merced a la solidez en defensa. Precisamente tal cualidad había sido una seña de identidad del Córdoba Patrimonio de la Humanidad a lo largo de esta campaña.

Lo había sido hasta que arrancó 2021 y el Viña Albali Valdepeñas le marcó hasta siete dianas. Dicho registro es el peor que había sufrido el cuadro califal hasta la fecha en Primera de la LNFS. A partir de ahí, tras recibir más de tres goles en sólo dos duelos durante el curso -ante el Burela (5-6) y el Jimbee Cartagena (6-0)-, el equipo de Josan González entró en barrena en buena parte por su debilidad atrás. El Betis le endosó días después seis tantos, mientras que el Jaén batió a Prieto en tres ocasiones. Otro septeto le hizo el Movistar Inter y, finalmente, ElPozo Murcia le marcó tres veces. Es decir, el conjunto blanquiverde acumuló la friolera de 26 goles en sólo cinco choques, lo que elevaba el promedio a 5,2 por jornada. Un guarismo éste muy superior al que había registrado hasta el inicio de esta fase negativa.

Como dato principal para fundamentar la última afirmación, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad encajó 33 goles en 13 encuentros antes de jugar en Valdepeñas. Tras el duelo en tierras manchegas, en efecto, fueron 26 en cinco. Por tanto, el cuadro califal se derrumbó en este período y vio perforadas sus redes sólo siete vences menos con hasta ocho partidos de diferencia. La media por enfrentamiento hasta que comenzó la problemática en defensa era de 2,5 tantos, menos de la mitad de la sufrida hasta que el pasado viernes el conjunto blanquiverde cortó el proceso de descomposición en la zona de retaguardia. Ahora corresponde mantener el nivel para recuperar el elevado grado de competitividad existente durante gran parte de la temporada.

Etiquetas
Publicado el
2 de marzo de 2021 - 05:30 h
stats