A falta de brillantez, cerrojazo atrás

Isaac Becerra atiende bajo palos una acción del duelo con el Murcia | ÁLEX GALLEGOS

Aunque todavía no consigue despejar determinadas dudas está donde quisiera. Suma siete puntos de nueve posibles y es cuarto, una posición que ocupa únicamente por el gol average. Los tres equipos que le aventajan en la clasificación son los únicos que comparten su balance de dos triunfos y un empate, si bien su diferencia de tantos les hace estar mejor situados. El Córdoba atraviesa un notable comienzo de campaña en su regreso al Grupo IV de Segunda B y esto es lo realmente importante. Al menos así lo ve su entrenador, Enrique Martín: “Se trata de ganar y lo hemos hecho”. El navarro tiene claro que es preferible sumar de tres a jugar de forma atractiva sin más. La unión de ambas circunstancias es lo que cualquiera desea, también el técnico califal.

Quizá en el hallazgo de la fórmula para practicar un fútbol más vistoso y vencer está: “Saben que tienen que intentar de alguna forma jugar mejor”. Ésta es otra de las ideas que lanzó el preparador blanquiverde tras el duelo con el Real Murcia, en el que sus jugadores no consiguieron ofrecer la imagen deseada durante la primera parte. Y sin embargo, y cuando peor estaba el Córdoba sobre el césped, logró cobrar una ventaja que supo mantener hasta el final. Surge en este sentido un factor clave para alcanzar el objetivo. “Hemos tenido orden en defensa y estado bien centrados”, expresó sobre un hecho más que significativo. El Córdoba cerró el partido con la portería a cero, lo que venía de hacer en el anterior encuentro.

A falta de brillantez, cerrojazo atrás. Probablemente ésta sea la premisa que siguió el cuadro califal ante el Real Murcia -y antes en Villarrubia de los Ojos- En realidad es un argumento que ya dejó entrever en más de una ocasión Enrique Martín, incluso desde el día en que aterrizó en El Arcángel. “A mí lo que más me gusta es que el equipo se está montando desde atrás, porque hay que ser consistente. En portería y en defensa vamos a estar bien”, explicó el navarro en su presentación como técnico del Córdoba. Es decir, la seguridad en la retaguardia es esencial. Pero es en este punto en el que, a pesar de los números, surgen dudas. La defensa no mostró su mejor versión en el partido del sábado. Porque los zagueros generaron incertidumbre más de una vez con su discreta actuación -por lo general-.

No estuvo muy acertado Víctor Ruiz y sí dubitativo durante un período Chus Herrero, protagonista en el primer y único gol que encajó el Córdoba esta temporada. Aun así, el conjunto blanquiverde consiguió evitar que el Real Murcia gozara de claras ocasiones de gol. Si fallaba el muro, ahí estaba Isaac Becerra. El catalán acumula ya 269 minutos sin recoger el balón del fondo de su portería. Un dato éste difícil de hallar en los últimos años. Como complicado es encontrar un precedente de dos encuentros consecutivos con la puerta a cero. La vez más reciente que sucedió con anterioridad tuvo lugar hace casi un año exacto: el 12 de septiembre el cuadro califal se impuso por 2-0 al Nàstic de Tarragona después de empatar a cero con Alcorcón. Eso sí, el primer choque era de Copa del Rey.

En realidad, si para la estadística se revisa tan sólo la Liga es mayor el tiempo que ha transcurrido desde esa última ocasión en la que el Córdoba logró encadenar un par de partidos sin encajar. Ocurrió hace casi 18 meses exactos, después de vencer por 0-2 al Nàstic de Tarragona el 18 de marzo de 2018. Antes los califales habían superado al Lugo por 1-0. Lo cierto es que el registro resulta más que significativo y al tiempo es la mejor explicación para la situación clasificatoria del conjunto blanquiverde pese a los defectos que todavía tiene que pulir. Porque si no recibes gol no puedes perder, algo que es de Perogrullo pero que en este caso es esclarecedor. Al equipo de Enrique Martín, como a otros cuantos con un tanto en contra, sólo le supera al paso por la tercera jornada el Badajoz. Los pacenses son los únicos que mantienen su puerta aún por abrirse. Es así cómo se logra en El Arcángel ocupar la cuarta plaza cuando deja más de una duda a diferentes niveles en el campo. No obstante, es uno de los siete conjuntos que permanecen en condición de invictos. El cerrojazo atrás es, por tanto, un buen primer paso para crecer.

Etiquetas
stats