La otra faceta de Virgy García: su futuro en los banquillos

Virgy, en un entrenamiento del segundo equipo femenino del Sevilla | SEVILLA FC FEMENINO

El fútbol no profesional tocó a su fin hace varias semanas. A pesar de que, desde la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), la primera y la segunda categoría del balompié femenino se consideraran como "profesionalizadas", la realidad es muy distinta para las jugadoras de Liga Iberdrola y Reto Iberdrola, que han visto cómo sus ligas han sido finalizadas sin previa consulta a diferencia de sus homólogos masculinos, quienes continuarán hasta el final la competición si ningún imprevisto se cruza por el camino. En este caso, Virgy García (Mesas del Guadalora, 1988) ha consumado la permanencia de su Sevilla Femenino en la Liga Iberdrola pero ahora le toca otro apartado al que no estaba acostumbrada pero el cual también le llena de ilusión: el papel de entrenadora.

Desde esta misma temporada, Virgy García se ha incorporado como segunda entrenadora al cuerpo técnico de Óscar Olomo, que dirige al filial del Sevilla Femenino. El cuadro hispalense ha tenido un desarrollo implacable, ganando los 21 partidos de la competición en "una liga muy flojita para nuestro gusto, apenas competimos", asegura la propia jugadora a CORDÓPOLIS. Dadas las circunstancias del nivel de la competición e incluso con jugadoras habiendo entrenado ya en el primer equipo, "nos hemos preparado lo mejor posible que se puede hacer con partidos amistosos con otras ligas más fuertes para poder encara este play off", añade.

Indiscutibles campeonas, la de Mesas del Guadalora señala que "lo que a todo el mundo le hubiera gustado es proclamarnos campeonas en el campo, bien es cierto que hubiera sido un error no habernos proclamado campeonas porque hemos hecho una cantidad de puntos que se refleja en la clasificación". Si supera su enfrentamiento el próximo 11 de julio al Puerto de la Torre en Huétor Tájar (Granada), podría enfrentarse en las semifinales de esa fase de ascenso contra otro filial, el del Córdoba Femenino. "Hace tiempo que llevamos analizando a los posibles rivales que íbamos a tener en esta liguilla, tenemos varios informes y varios partidos que hemos cogido de varios compañeros", expone.

"Cualquier equipo que te toque es difícil porque es a partido único y si pierdes, te quedas atrás", asevera Virgy García. Las sevillistas están concienciadas de subir a Primera Nacional, la tercera categoría femenina del fútbol español, e incluso han tenido preparación psicológica para poner en contexto a la plantilla de las circunstancias de la llamada "nueva normalidad". Los entrenamientos han continuado vía telemática, con trabajo individual y físico. Ya en estas semanas empieza el trabajo de campo y "esperemos que todas las jugadoras lleguen en la mejor disposición posible para encarar esa fase de ascenso". El pasado 22 de junio, el filial sevillano, en este caso, ya comenzó los entrenamientos sobre el césped de uno de los campos de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros de cara al tramo final de la campaña.

En cuanto a su faceta de entrenadora, la cordobesa confiesa que "son mis dos pasiones, ser jugadora y ser entrenadora". Su pasado en las categorías de fútbol base, sumado a "ese gusanillo que me tiene todo el día ocupada", han ido labrando su experiencia en los banquillos y, esta vez, lo hace como segunda entrenadora a las órdenes de Óscar Olomo, de quien dice estar "aprendiendo muchísimo", sumado también a los consejos de Cristian Toro, técnico del primer equipo. "Es algo que se puede llevar, el club me da muchas facilidades para ser jugadora y para entrenar", agrega la diez sevillista; "estoy haciendo lo máximo para, cuando llegue en un futuro, dedicarme a ser entrenadora".

Es una cosa que tengo en la cabeza el poder llegar a ser entrenadora cuando ya me retire, es algo que en un futuro cercano me tendré que ir planteando". Entretanto, la jugadora de 31 años sigue dando muestras de su calidad futbolística en el primer equipo y "mientras el club me lo permita y yo pueda compaginarlo, seguiré aprendiendo como futura entrenadora y absorber lo máximo posible para estar preparada cuando me toque dar ese paso". Un futuro prometedor es el que le queda por delante a la de Mesas del Guadalora pero, mientras tanto, la mediocampista seguirá dando que hablar sobre el césped.

Etiquetas
stats