La FAB presenta una serie de medidas económicas para ayudar a los clubes

Lance de un partido entre el Ciudad de Córdoba y el Maristas | ÁLEX GALLEGOS

La Federación Andaluza de Baloncesto (FAB) ha comenzado a planificar su trabajo de cara a la temporada 2020-21, después de que su Comisión Gestora adoptara la decisión de suspender definitivamente las competiciones, como consecuencia de la situación generada por el Covid-19. “Desde el primer momento, desde todas las áreas de la Federación se ha venido trabajando telemáticamente debido al cierre de nuestras oficinas, estudiando alternativas para continuar con su actividad ordinaria y preparándose para que una vez la situación sanitaria lo permita se puedan poner en marcha nuestras actividades, competiciones y eventos con plenas garantías sanitarias, adoptando a tal fin las medidas de protección de la salud necesarias que nos impone esta nueva realidad”, ha indicado el organismo en un comunicado.

En este sentido, una de las consecuencias de la cancelación del curso deportivo ha sido la presentación de un ERTE por fuerza mayor de suspensión de contratos y reducción del 50% de la jornada que ha afectado a todo el personal, al cual la Federación “agradece su colaboración”. Además, matiza que el “compromiso y responsabilidad” de todo el personal ha permitido que se pueda afrontar el futuro “más reforzados”, al tiempo que se ha logrado presentar “un amplio paquete de medidas económicas, con el objetivo de poder ayudar a los clubes, en lo que sin duda será una de las temporadas más complicadas debido a la crisis sanitaria y económica”. El mismo está ideado para que “las competiciones puedan comenzar en las fechas en las que tradicionalmente lo venían haciendo”, reza el escrito. 

Así las cosas, el conjunto de medidas se han dividido en tres bloques, ascendiendo a un montante total de 210.000 euros. De este modo, la FAB destinará 110.000 euros para subvencionar el 50% de la inscripción de todos los equipos que participen en sus competiciones (Primera Nacional masculina y femenina y categorías provinciales), no aplicándose subida alguna con respecto al importe actual; otros 20.000 euros irán para ayudar a pagar la licencia federativa de aquellas personas que acrediten encontrarse en una situación económica desfavorecida como consecuencia del Covid-19; y 80.000 euros servirán para financiar a los clubes con un importe de tres euros por cada deportista federado.

“Somos conscientes que es el momento de estar junto a nuestros clubes, y ser especialmente sensibles para que entre todos podamos conseguir que esta terrible pandemia afecte lo menos posible a nuestro deporte. Por esta razón hemos lanzado este importante paquete de medidas económicas, indicando que desde de la FAB seguiremos trabajando en la búsqueda de recursos que ayuden a los equipos en esta difícil etapa que nos ha tocado vivir”, apostilla el comunicado.

Etiquetas
stats