Estreno con triunfo, un propósito de año nuevo poco cumplido

El Córdoba celebra un gol ante el Granada en enero de 2015, en Primera | MADERO CUBERO

Es uno de los mayores retos que tiene en su historia más reciente. La transición de un año a otro no suele resultar positiva. No al menos estrictamente. Porque apenas sabe ganar en el primer encuentro que disputa tras las campanadas de Nochevieja. Tras su goleada ante el Reus (5-0) antes de Navidad, el Córdoba quiere cambiar esta realidad. El conjunto blanquiverde desea alcanzar la victoria ante el Sporting, al que se enfrenta el próximo sábado a partir de las 16:30, para dar un paso más en su recuperación. Y al tiempo para poner mejorar su dato de estrenos anuales después de que en la última década sólo lograra vencer tres encuentros en su regreso a la competición. Es hora de romper las estadísticas con un propósito en pocas ocasiones cumplido.

Desde 2007-08, el Córdoba inició el año con triunfo por vez primera en la 2011-12. De la mano de Paco Jémez, en un curso en que la afición soñó con retornar a la elite, el conjunto blanquiverde retomó el pulso al campeonato de Liga con una ajustada pero no menos importante victoria ante el Girona. Se impuso por 1-0, con gol de penalti de Borja García, y se colocó en sexta plaza. La apertura de 2012 rozó el sobresaliente: antes de ese choque liguero el cuadro califal ganó al Espanyol (2-1) en la ida de los octavos de final de Copa, torneo del que cayó eliminado días después al caer por 4-2.

Aquel triunfo ante el Girona fue el primero en un estreno de año en un lustro, pues el período analizado lo comenzó el conjunto blanquiverde con tres empates consecutivos y una derrota. Precisamente en el curso 2007-08 el equipo, entonces también dirigido por Paco Jémez, retomó el pulso competitivo ante el Sporting de Gijón. El que será el rival de los blanquiverdes en sólo unos días aguó entonces el de Reyes para la afición califal. El 6 de enero de 2008 sumó un punto en El Arcángel después de igualar un 2-0 adverso al tiempo de descanso. Idéntico empate a dos se dio también en el coliseo ribereño tras las vacaciones en 2009, en aquella ocasión ante la Real Sociedad. Unas tablas en Cartagena (0-0) y un tropiezo en Albacete (1-0) precedieron al estreno feliz de 2012.

Después de la mencionada victoria ante el cuadro gerundense, el Córdoba supo ganar su primer partido del año dos veces más. Tras empatar con el Mirandés (0-0) con Rafa Berges en el banquillo, el conjunto blanquiverde abrió 2014 con un claro 2-0 ante el Recreativo de Huelva. Ese resultado fue el que obtuvo una campaña después. El salto a 2015 fue más que positivo, e incluso reforzó durante unas semanas el sueño de la permanencia en Primera. Los califales se impusieron al Granada, con goles de Ghilas y Florin, y comenzaron un breve período de satisfacción que continuó con otro triunfo en Vallecas (0-1), una igualada ante el Éibar (1-1) y una gran decimocuarta plaza con dos puntos de ventaja respecto del descenso. Después se produjo la lenta agonía.

La victoria en la elite ante el Granada es precisamente la última en un inicio de año del Córdoba, que en los dos últimos cursos no logró pasar del empate. En concreto, en la temporada 2015-16 el conjunto blanquiverde, entrenado por José Luis Oltra, cedió por 1-2 ante el Mirandés. Un año después, tras el traspaso de poder de Carlos González a su hijo Alejandro y con Luis Miguel Carrión en el banquillo, el cuadro califal igualó a cero con el Rayo. Sucedió tres días después de saldar su encuentro de ida de octavos de final de Copa en Alcorcón con el mismo marcador.

Etiquetas
stats