Ésta va por vosotros

.

No era un día cualquiera. Al tiempo que los Reyes Magos surcaban en globo el cielo de Córdoba, centenares de aficionados se daban cita en las taquillas para conseguir las últimas entradas disponibles. Sin duda, para muchos no había mejor regalo que volver a El Arcángel tras meses y meses. Y es que el feudo ribereño iba a acoger su mejor entrada desde el inicio de la temporada actual, después de que admitieran hasta 2.500 asistentes para la segunda eliminatoria de Copa del Rey frente al Getafe. Se trataba de un evento excepcional. Y vaya si lo era, pues reunía todos los ingredientes para que el duelo quedara para siempre grabado en la memoria de muchos, más por el fondo que por la forma. Y esa ilusión, ese sentirte como en el primer día, se palpó desde antes del pitido inicial, pues todo el público no dudó en sacar sus manos -pese al intenso frío- para aplaudir la salida al césped del equipo, y cuya comunión se intensificó con la piña de los futbolistas. Había más que un billete de Copa en juego. Ese día no querían fallar.

La magia que tiene el fútbol. Y también las dinámicas. Y de largo, la de Pablo Alfaro con el Córdoba parece vivir un momento soberbio. En esa cresta de la ola en la que pareces mejor que nadie, porque, al fin y al cabo, esto es un juego de once contra once. Y el himno hoy sonaba en blanco y verde. Así, la primera ocasión peligrosa del Córdoba apenas tardó un minuto en llegar, con un gran centro de Moutinho y que cerca estuvo de alcanzar a rematar Willy que, para colmo, pudo ser objeto de penalti por un posible empujón ante el que el árbitro consideró que no había ocurrido nada. Eso sí, si cerca se quedó ahí, a la siguiente no iba a fallar, pues encontró el acierto apenas cinco minutos después. Y con los mismo protagonistas. Otra vez el extremo suizo lanzó un centro medido que ahora sí encontraba el remate del ariete pacense, que puso patas arriba un estadio ansioso de fútbol. El cóctel perfecto. 

Rugía El Arcángel como hacía tiempo que no se escuchaba. Y en esa efervescencia llegó a pasarse, incluso, de rosca. También el Getafe, que se contagió, o quizá la ocasionó, de distintas jugadas al borde de lo legal. Además, por si fuera poco, al árbitro no le tembló el pulso para llevarse las manos al bolsillo, y el primer cuarto de hora de partido se resolvió con hasta cuatro cartulinas amarillas, que hacían presagiar que alguno que otro podía terminar la contienda antes de tiempo. Es más, dicha cifra aumentaría hasta las seis antes del descanso.

Pero es que a partir de ahí hubo poco más en ataque, y casi todo se firmaba en el área madrileña. Así, con un efectivo y cumplidor Alberto del Moral y un omnipresente Mario Ortiz, el Córdoba logró maniatar a la escuadra de José Bordalás -recordemos, equipo de Primera División- durante los primeros 45 minutos. Un sistema que, en ataque, buscó constantemente el juego por dentro, aunque era desde la banda desde donde aparecía la claridad, o más bien los huecos. En concreto, desde la derecha, donde tanto Diaby como Timor estaban ya apercibidos, pues los de Alfaro insistían una y otra vez por ahí, con un Moutinho muy participativo y un Willy que se ofrecía sin descanso. Sin embargo, poco trabajo más tuvo David Soria. Pero al igual que Becerra, ya que el primer golpeo del Getafe, que ni llegó a encontrar portería, fue en el 40 de juego. El sueño seguía muy vivo.

Con todo, enfrente había un equipo que hasta hacía poco había estado codeándose con los puestos europeos y que mantiene un importante núcleo de aquello. De un modo u otro, eso tenía que surgir. El cuadro azulón, consciente de la necesidad de apretar, salió a morder desde el minuto uno, y lo cierto es que avisó. Mamor pudo hacer el empate nada más reiniciarse el partido, aunque su disparo cruzado desde la frontal salió flojo y lo consiguió atajar bien Becerra por bajo. Los de Bordalás ya iban con todo y supieron encontrarse más incisivos, ahora con más talento sobre el campo y con mayores imprecisiones de los cordobesistas. Hombres como Cucurella, Arambarri, Portillo o Mata se hacían notar sobre el césped. Eso sí, el Córdoba no se arrugaba y a través del trabajo en la medular de Traoré, Ortiz y Del Moral, conseguía hilvanar acciones peligrosas, aunque poco a poco comenzaran a fallar las piernas.

La más clara del partido para el Getafe tendría lugar en el 80. Ya con los de Bordalás absolutamente volcados en terreno cordobés, y con los de Alfaro sufriendo en demasía, también brotó una oportunidad franca tras centro y con remate de Arambarri, pero que se encontró primero con la manopla de Becerra y luego con el travesaño. Primera salvada, pero tocaba sufrir. Y mucho. El juego fue de absoluto monopolio visitante durante los últimos diez minutos. Apenas se jugaba en un lado del campo. No obstante, la fórmula getafense pasaba casi en exclusiva por el centro, lo que era siempre repelido por Djetei o Xavi Molina, mientras que los escasos balones que encontraban rematador azulón se topaban con el buen hacer del meta. Con la manos acabarían los aficionados locales, después de Piovaccari no llegase a ver puerta en un mano a mano con Soria, al que, todo hay que decirlo, llegó muy forzado.Y ahí murió la contienda. Entre gritos, aplausos y, posiblemente, alguna que otra lágrima. El sueño del Córdoba sigue muy vivo. Otra ronda más, que invitan los blanquiverdes. Y esta va por todos vosotros.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA CF, 1: Becerra, Djetei, Jesús Álvaro, Xavi Molina, Farrando, Traoré, Mario Ortiz, Del Moral, Samu Delgado (Oyarzun, 71'), Moutinho (Valverde, 58') y Willy (Piovaccari, 67'). 

GETAFE, 0: David Soria, Etxeita, Chema, Ángel, Nyom, Ante (Arambarri, 45'), Diaby (Cucurella, 45'), Timor (Djene, 65'), Iglesias, Patrick (Portillo, 45') y Mamor (Mata, 54'). 

ÁRBITRO: Hernández Hernández (Comité Canario). Mostró cartulina amarilla a los locales Mario Ortiz, Willy, Del Moral y Farrando, y a los visitantes Diaby, Iglesias, Cucurella y Timor.

GOL: 1-0 (6’) Willy.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda ronda de la Copa del Rey, disputado en El Arcángel ante unos 2.500 espectadores.

Etiquetas
Publicado el
5 de enero de 2021 - 20:03 h
stats