“El equipo está tocado, lo teníamos todo para ganar”

López Silva | MADERO CUBERO
López Silva apunta, con todo, que “el equipo ha estado bien” ante el Deportivo | Pinillos entiende la bronca final de la afición, pero cree que “ésta es la línea a seguir”

El rostro de los futbolistas hablaba por sí solo tras un encuentro que de nuevo terminó sin victoria para el Córdoba. El conjunto blanquiverde buscó ese primer triunfo de la temporada ante un Deportivo resignado y dominado, pero no lo consiguió. De ahí que el vestuario anduviera cabizbajo tras el duelo. “El equipo está tocado, lo teníamos todo para ganar: un rival con diez, dominamos el partido e incluso creamos ocasiones, pero no ha llegado el gol para esa ansiada victoria”, expresó López Silva a la conclusión del partido. El onubense consideró que al cuadro califal “le ha pasado factura el derroche físico”, ya que “los compañeros han corrido y se ha intentado”. “Tenemos muchas ganas de conseguir esa victoria, que no llega y poco a poco puede ser una losa”, señaló.

A pesar de la decepción por no lograr los tres puntos, López Silva valoró el trabajo del equipo, que entendió “ha jugado bien y ha creado ocasiones, pero no ha hecho el gol”. De cara al descanso por las citas internacionales, el interior izquierda sólo piensa en progresar para alcanzar en la próxima jornada, en el Martínez Valero, el triunfo. “No lo miramos como un parón. Seguiremos trabajando para ir a Elche y conseguir los tres puntos”, indicó en ese sentido. Por su parte, Pinillos destacó que el Córdoba ha “dominado todo el partido” y “dispuesto de bastantes ocasiones”, de forma que afirmó “ha trabajado bastante bien”. “No ha podido entrar y no queda otra que seguir trabajando, seguir unidos y confiar que todo va a salir adelante”, añadió. El lateral no ocultó la desilusión por el empate, pues “todo el mundo esperaba acabar con los tres puntos y más después de cómo se ha puesto el partido”.

El Córdoba compitió y fue mejor que el Deportivo, motivo por el cual creyó que “no se puede reprochar nada”. “Cuando no quiere entrar no se puede hacer nada”, comentó sobre el resultado final. Cuestionado sobre la sonora pitada con que despidió la afición a los de Djukic, el riojano lo entendió como algo lógico. “Cuando las cosas no salen la gente empieza a ponerse más nerviosa, ve que la primera victoria no llega y es normal que estén un poco inquietos”, declaró. Aun así, aseguró sobre el trabajo del conjunto blanquiverde que “ésta es la línea a seguir”.

Etiquetas
stats