“Este equipo y esta afición necesitan ser felices”

Aythami reclama una acción en el duelo del Córdoba en Reus | LOF

El sábado hay fútbol en El Arcángel. Las novedades institucionales en los últimos días provocan, en cierto modo, que el plano deportivo quede sepultado. Casi en el olvido. Pero lo cierto es que el Córdoba tiene todavía un partido más por delante antes de cerrar un convulso 2018. El equipo de Curro Torres recibe a Las Palmas, un conjunto confeccionado única y exclusivamente para lograr el ascenso que vive en crisis y en la medianía de la clasificación. La victoria es el objetivo ineludible, e inaplazable, de los califales, que encaran el choque del sábado (20:30) en medio de la mayor tormenta en torno al club en bastante tiempo. “Estamos tranquilos porque en temas extradeportivos no tenemos nada que ver. Tenemos que concentrarnos en el partido del sábado, que tenemos un partido muy difícil y exigente. Tenemos que seguir mejorando cosas y lo que tenemos que hacer es ganar, pensar en nosotros y en el fútbol”, explicó Aythami este miércoles en relación a los últimos acontecimientos.

El central fue cuestionado, como no resultaba lógico, por la intervención del presidente de la entidad califal, Jesús León, el martes. En dicha comparecencia pública, trató muy diversos temas y entre ellos el preacuerdo de compraventa cerrado con una empresa ucraniana y que finalmente quedó en nada. “De lo que pasó ayer nos enteramos con la rueda de prensa y lo que hemos podido leer. Hoy estuvo Alfredo (García Amado) con nosotros y nos explicó la situación, que es la misma que dijo el presi ayer”, desveló el canario respecto del asunto. “Ni nos ha tranquilizado, ni intranquilizado. Conozco a Jesús (León) y sé que haga lo que haga es por el bien del Córdoba. Tiene nuestro apoyo. Se equivocara o no, pero estamos para jugar al fútbol”, señaló. “Bastante tenemos como para estar pendientes también de la gestión del club”, añadió Aythami sobre el asunto.

El insular fue más allá y resaltó tener absoluta seguridad en el trabajo de Jesús León para resolver la situación actual del club. “Confiamos ciegamente en la gestión del presi y del Consejo de Administración”, aseveró antes de decir que “este club merece estar tranquilo”. “Creo que tenemos plantilla para estar fuera del descenso, y bien. Confío en que las cosas se vayan solucionando y la única manera que veo es que todos rememos hacia el mismo lado”, expresó acto seguido. De ahí que apelara una y otra vez a prestar toda la atención en el choque con Las Palmas. “Nosotros debemos centrarnos en jugar y aislarnos, y esperar que todo se solucione. Estamos haciendo las cosas bien últimamente y vamos en el camino”, comentó.

“Si ganamos, que es lo que queremos, van a ser unas navidades mejores. Creo que nos toca sonreír un poco. Este equipo, esta afición y esta ciudad necesitan ser felices. Nos estamos dejando la vida para intentar ganar y que podamos sonreír mucho”, dijo después de cara al duelo del sábado. Al canario le preguntaron acerca de los posibles nervios del equipo en cada partido debido a su realidad. “Atenazados, no. Cuando un equipo está abajo lo principal es que no te metan goles, lo estamos consiguiendo. El equipo está bien defensivamente, ahora tenemos que meter goles”, indicó el zaguero. “Estamos en la línea. Lo que se ha visto de este equipo desde que llegó Curro (Torres) es que quiere tener el balón, salir con el balón. Es cuestión de tiempo que lleguen las victorias y esperemos que sea este próximo sábado”, concluyó en este sentido.

Curiosamente, el encuentro ante Las Palmas resulta distinto para el central. Sin ir más lejos, desde el cuadro canario recaló en enero en el Córdoba. “Hasta hace menos de un año era mi equipo. Es el equipo de mi tierra, del que he sido siempre. Es especial, porque me voy a reencontrar con muchísima gente que conozco, que son amigos, y les daré un abrazo antes del partido. Pero ya está”, admitió este jueves. “La situación de los dos es complicada, pero más la nuestra. Estamos más necesitados y en casa”, añadió Aythami, ya en relación a la importancia del choque del sábado. Por si fuera poco, el zaguero vivió con el cuadro insular el ascenso blanquiverde el 22 de junio de 2014. Otro hecho por el que se le cuestionó. “Siempre digo que es el peor día de mi vida, y las peores semanas. Era algo que teníamos ahí y nos lo quitaron, pero no nos lo quitó el Córdoba, nos lo quitó la gente que saltó”, confesó.

Etiquetas
stats