Entrenados para salvar vidas

Una práctica de ejercicios cardiorespiratorios.

Aira Sport, Centro Deportivo Municipal de Lepanto, se ha convertido en el primer centro deportivo de la capital cardioprotegido, esto es, el primero en disponer de desfibriladores externos automatizados para que personal no sanitario pueda atender, en caso de que sea necesario, a sujetos que sufran un accidente cardiovascular. El personal de Aira Sport ha participado en un curso de Soporte vital básico y desfibrilación semiautomática, organizado por D3 y Salvasur.

La acción de cardioprotección de estos centros quiere concienciar tanto a sus profesionales como al público en general de la importancia de la necesidad de una actuación rápida frente a los accidentes cardiovasculares. De hecho, más del 80% de las muertes repentinas cardíacas en persones adultas se producen a causa de episodios de fibrilación ventricular. La desfibrilación cardíaca precoz es el principal pilar de tratamiento.

Se ha comprobado que la supervivencia de estos accidentes disminuye a razón de un 10% por cada minuto que pasa sin desfibrilación. Lo ideal sería desfibrilar en menos de 4 minutos porque, a partir de este tiempo, empieza a incrementarse seriamente la posibilidad de sufrir daños cerebrales o neurológicos.

Etiquetas
stats