Un duelo inédito pero no a la inversa

Formación del Cádiz B en su último partido de Liga | CÁDIZ CF

No es la primera ni va a ser la última vez. Como ocurriera en Villarrubia de los Ojos, el Córdoba aguarda un duelo inédito. El conjunto blanquiverde abre el próximo domingo (18:00) su historial de choques con el Cádiz B, un rival al que no se midiera nunca por motivos lógicos. No en vano, el filial de la entidad amarilla debuta esta temporada en Segunda B. Pero el estreno de registros se va a producir esta vez con un dato curioso de fondo. Se trata de la existencia de precedentes entre ambos conjuntos a la inversa, ya que el primer conjunto gaditano sí sabe lo que es enfrentarse al segundo equipo de los califales. Un hecho éste que tuviera lugar en dos temporadas en la categoría de bronce y del que fueran testigos dos jugadores que actualmente están a las órdenes de Enrique Martín. Son José Antonio González y Sebas Moyano.

La presencia del Cádiz B en el Grupo IV de Segunda B es plenamente novedosa esta campaña. Hasta ahora jamás compitió por encima de Tercera, una barrera que rompió el filial amarillo el curso 2018-19 con un histórico ascenso. De ahí que en unos días se estrene como visitante en El Arcángel. Lo va a hacer como decimosegundo clasificado con siete puntos, con sólo dos menos que el Córdoba. En lo que se refiere al duelo, el cuadro califal no tiene otra opción que conseguir el triunfo. Más que nada porque todo lo que no sea sumar de tres ante un rival de este perfil, con una plantilla muy joven además, supondría la entrada definitiva en una crisis deportiva.

El caso es que el partido del domingo es una especie de guion conocido pero con muy distintos escenario y protagonistas. Si bien no existen registros de encuentros entre el Córdoba y el Cádiz B, sí que los hay de modo opuesto. Porque el primer conjunto del Ramón de Carranza se enfrentó al filial blanquiverde hasta en dos ocasiones en tierras califales. Lo hizo por vez primera en la campaña 2013-14, en la que el segundo equipo de El Arcángel vivía su debut histórico en Segunda B. Los amarillos atravesaban una etapa complicada tras su descenso de Segunda A en la 2009-10. El regreso al fútbol profesional tuvo que esperar en su caso hasta la 2015-16. Aquel choque terminó con un empate a uno después de que Gonzalo Verdú empatara un tanto visitante de un viejo conocido a orillas del Guadalquivir, Airam Cabrera.

Precisamente el delantero canario fue el encargado de ajusticiar al Córdoba B el curso posterior. En la campaña 2014-15 el Cádiz trataba de sobreponerse de nuevo al fiasco en el play off y el filial blanquiverde aspiraba a una permanencia más tranquila que la anterior. El cuadro amarillo se presentó otra vez como adversario del segundo equipo califal, que en esta ocasión apenas contó con opciones para puntuar. En efecto, Airam Cabrera se erigió en héroe para los visitantes al marcar los dos goles que les dieron la victoria (0-2). La temporada concluyó con otra decepción cadista en las eliminatorias de ascenso y con la caída a Tercera de los cordobesistas.

Aquellos partidos tuvieron lugar en un período en el que, curiosamente, el Córdoba logró su histórico retorno a Primera tras más de 40 años (2013-14) y volvió a competir en la élite (2014-15). Este último hito finalizó de mala manera… Las tornas cambiaron ahora, con el Cádiz como líder de Segunda A tras su ansiado regreso a la máxima categoría del fútbol español. El caso es que esos duelos tuvieron como testigos a dos jugadores que el domingo van a tener la experiencia contraria. En la 2013-14 estuvo en el once inicial del filial blanquiverde José Antonio González, entonces con apenas 17 para 18 años. El centrocampista disputó 63 minutos. Por él entró Sebas Moyano, que era figura emergente de la cantera con 16 años. En la 2014-15 sólo participó el atacante natural de Villanueva del Duque, que salió desde el banquillo en el 55.

Etiquetas
stats