El Deza Maristas 75, listo para actuar

Jugadoras del Deza Maristas 75 posan en su pabellón del Colegio Cervantes.

Ya está contando las horas para abordar uno de los desafíos más ilusionantes de su historia reciente. El Deza Maristas 75 disputará el próximo fin de semana la Final a Cuatro de la Primera Nacional Femenina, un torneo electrizante en el que los cuatro mejores clasificados de la categoría miden sus fuerzas una vez superados los cruces de play off. En esta carrera de obstáculos solo sobreviven los fuertes y el equipo colegial no está dispuesto a rendirse fácilmente, a pesar de que en el primer enfrentamiento tendrá como oponente al potente Syngenta Almería, flamante anfitrión.

Tras una fantástica fase regular y unas brillantes eliminatorias de octavos y cuartos de final, las chicas de Miguel Ángel Luque se desplazarán Almería con las cuentas claras: cuatro de los equipos que intervienen en la Final Four se ganarán su billete para la fase de ascenso a la Liga Femenina 2. Necesitan, por lo tanto, ganar al menos una de las dos eliminatorias: la primera (que les daría acceso a la final) o la segunda, en lucha por la tercera posición y el último billete por el ascenso a la segunda categoría del baloncesto femenino español.

“El principal objetivo de las cervantinas ha sido siempre divertirse compitiendo y sin cambiar esa filosofía y siendo ambiciosas, nada conformistas, no van a renunciar a hacer historia en el colegio y en nuestro club, en un año marcado por el 75 aniversario de la presencia del baloncesto marista en nuestra ciudad”, apunta el propio club a través de un comunicado.

El primer escollo es de consideración. El Syngenta Almería es el organizador de la fase y el máximo favorito al ascenso. El sábado, a las 18:30, las del Deza Maristas tratarán de romper los pronósticos ante un conjunto que disputó las dos últimas campañas en categoría LF2 y que posee un excepcional plantel, entrenado por Pili Alcoba, que además ha reforzado con la escolta Lillian Chukwueze. La otra semifinal, que se jugará a partir de las 20:30, la disputarán dos conjuntos muy cualificados. El CD Ramón y Cajal de Granada, vigente campeón -y que se ganó su derecho deportivo a participar en la categoría profesional la pasada temporada-, bien adiestrado por un técnico de gran reputación como Quique Gutiérrez, se enfrenta al CB Gades, que ha sido primero en la fase regular y cuenta con una generación de jugadoras de gran talento.

Los dos perdedores de estas semifinales tendrán una oportunidad más para meterse en esa ansiada fase de ascenso en la mañana del domingo, enfrentandose entre ellos antes de la disputa de la final en el Pabellón Moisés Ruiz.

El Deza Maristas 75 está dibujando una temporada excelente en su categoría, la máxima en la actualidad -comparten vecindad con el Adeba- para el baloncesto femenino provincial. Después de terminar la fase regular dentro de su grupo con una tercera posición, el Deza Maristas 75 obtuvo el pase a la fase de octavos de final. Iban crecidas las de Luque, que cerraron la fase con un triunfo de rango ante el Ramón y Cajal UGRA en el pabellon del Colegio Cervantes (52-50). Con un balance de 13 victorias y tres derrotas se cruzaron con el conjunto de El Reverso. En el choque saltaron chispas. En la ida, el Maristas consiguió arrancar un empate (62-62) en el pabellón hispalense, dejando la eliminatoria pendiente de resolución para la vuelta. Ahí las cordobesas se impusieron a las sevillanas por 58-54, reafirmándose como grandes dominadoras al amparo de su público. En casa están intratables. Ahora buscarán un salto más en tierra ajena, formando parte del Top 4 con los mejores del sur.

Etiquetas
stats