Deslucido final a un buen relato

Javi Lara, en una acción del duelo con el Málaga | CHARO TOBAJAS/CÓRDOBA CF

No va más. El campeonato de Liga es ya un hecho. Sólo una semana resta para que el nuevo curso comience, de forma que el Córdoba empieza a mirar con fijación al que será su primer rival: el Numancia. En realidad lo hizo durante el tramo definitivo de su pretemporada, que cerró con positivas sensaciones pero sabor amargo. Los califales se midieron en la matinal de este sábado, en un horario poco habitual, a uno de los grandes aspirantes al ascenso como es el Málaga. El equipo de Sandoval lo hizo todo bien hasta las postrimerías de un duelo que dominó en su mayor parte. Un gol de Álex Mula en el minuto 87 fue el borrón en el desenlace de la pretemporada del conjunto blanquiverde. Es el deslucido final a un buen relato. Aunque lo importante fue que pudo comprobarse la buena salud de las ideas sobre el verde.

Menos de doce horas transcurrieron desde el penúltimo duelo estival a éste con el que el Córdoba cerraba la pretemporada. Con dos contiendas tan próximas, Sandoval trazó un plan perfectamente reconocible. Si ante el Marbella el conjunto blanquiverde contó con aire joven, el choque con el Málaga lo era para otorgar minutos de rodaje al teórico once para el inicio de la Liga. Pensado, como si se hubiera dicho y hecho. Como referencia ofensiva apareció de nuevo Jovanovic, quien esta vez se mostró más peligroso que anteriores encuentros. Circunstancia a la que ayudó la capacidad de buscar los espacios que tuvo el cuadro califal y de generar acciones por bandas.

Nada más arrancar el partido hubo declaración de intenciones por parte de los de Sandoval. Transcurrido poco más de un minuto, una recuperación de Javi Lara la transformó Alfaro en un pase al hueco para Jovanovic. El serbio, bien posicionado, batió a Andrés Prieto, pero la acción había quedado invalidada por fuera de juego. Enseguida respondió el Málaga, con una alineación salpicada por suplentes dado que tenía pendiente aún otro choque ante el Granada -en la tarde noche de este sábado-. Una buena internada por el flanco diestro de Hicham terminó con remate a su centro de Blanco. El balón impactó en el lateral de la red.

Lejos de ser descafeinado, con ritmo propio del tiempo de preparación para el curso liguero, el encuentro fue atractivo para el espectador desde el comienzo. Tanto es así que antes del cuarto de hora se sumaron otras dos opciones ofensivas. La primera corrió a cargo del equipo de Muñiz, con un remate de Diego González que obligó a Kieszek a intervenir para evitar el tanto. La siguiente la firmó Álvaro Aguado con un tiro que se marchó por línea de fondo por poco. Hasta ese momento, el control del esférico y, por tanto, del duelo había sido compartido. Pero la discusión en este sentido por parte del Málaga apenas duró unos minutos.

El Córdoba ofreció la mejor versión del estilo que pretende Sandoval. Fue sólido atrás, solidario e inteligente en el centro del campo y descarado arriba. De esta forma, logró acumular acciones interesantes en ataque. En el 19 Edu Ramos sirvió al espacio para Javi Galán, que desde la izquierda buscó a Jovanovic que por centímetros no pudo conectar con el balón. El serbio sí puso a prueba a Andrés Prieto poco después con un disparo desde la frontal. El guardameta tuvo que realizar una parada meritoria. Fue a a la media hora cuando, con un lanzamiento más colocado que potente Javi Lara puso la última oportunidad del primer tiempo. Hasta encarar el túnel de vestuarios, el cuadro califal se dedicó a dominar sobre el verde para esperar el instante idóneo de golpear, el cual no llegó.

Tras el primer acto quedaron muy positivas sensaciones del conjunto blanquiverde ante un Málaga que más allá de la sobriedad de N’Diaye y el desparpajo de Hicham poco demostraba. En la reanudación el guion tenía línea de continuidad en un principio, con el único cambio de Zelu por Alfaro. Fue éste quien tuvo opción de hacer el 0-1 después de que Aguado le lanzara un clarividente pase en largo. La zaga de la escuadra de la Costa del Sol impidió su remate acertado. La ocasión fue la única que se anotó a lo largo de gran parte de la segunda mitad. Si bien el Córdoba mantenía el control del choque, los malagueños se dejaron ver más con la pelota. Eso sí, no crearon sensación de peligro en torno a la meta de Kieszek.

Los segundos 45 minutos transcurrieron de manera menos vistosa para el espectador, con los dos conjuntos en trabajo de contemporización. Ninguno quería perder el duelo, en el que, aun con menos superioridad, el Córdoba seguía como el mejor sobre el terreno de juego. La seriedad de los dos equipos provocó que apenas hubiera jugadas en ataque. Hubo que esperar hasta después del 70 para que el Málaga lo intentara por vez primera y se contara la segunda tentativa de gol de este período. Fue Hicham, el mejor de los blanquiazules, quien obligó a Kieszek a actuar para dejar el marcador sin movimiento. La línea discursiva del parido la rompió el Málaga en el 87, cuando tras una recuperación junto al área rival consiguió desequilibrar la balanza por medio de Álex Mula. Fue el borrón a un encuentro impecable hasta entonces y un tachón al final de pretemporada escrito por el cuadro califal.

FICHA TÉCNICA

MÁLAGA CF, 1: Andrés Prieto, Iván Rodríguez, Abqar, Diego González, Juankar, Iturra (David Ramos, 71’), N’Diaye, Álex Mula, Hicham (Iván Jaime, 84’), Haksabanovic (Juan Cruz, 52’) y Blanco (Antonio Heredia, 71’).

CÓRDOBA CF, 0: Kieszek, Fernández, Álex Quintanilla, Aythami, Jesús Valentín, Javi Galán, Edu Ramos (Borja Estepa, 89’), Aguado (Quim Araujo, 83’), Javi Lara (Bambock, 83’), Alfaro (Zelu, 46’) y Jovanovic.

ÁRBITRO: Adrián Cabello Fernández (Comité Andaluz). Mostró cartulina amarilla al malacitano Álex Mula y al blanquiverde Javi Lara.

GOL: 1-0 (87’) Álex Mula.

INCIDENCIAS: Sexto y último amistoso de pretemporada del Córdoba, disputado en el complejo Marbella Football Center.

Etiquetas
stats