Deseo cumplido para dos hermanos blanquiverdes

Aficionados en el Córdoba CF - Mallorca |TONI BLANCO
Fran y Bernardo Cruz, canteranos cotizados del Córdoba, representan la pujanza de la nueva generación ante el play off

El desenlace del campeonato de Liga para el Córdoba no pudo ser mejor. El conjunto blanquiverde alcanzó el objetivo marcado inicialmente y que hace no mucho tiempo se presentaba como imposible. Cierto es que hubo suspense al final, pero bien mereció la pena. Los segundos que separaron la conclusión del duelo con el Mallorca y el término del partido entre Sabadell y Recreativo parecieron por momentos horas. Todo acabó bien y la felicidad inundó El Arcángel. También en sus entrañas, por donde se veía desfilar con una amplia sonrisa a jugadores, componentes del cuerpo técnico y miembros del Consejo de Administración. Todos lucían el mismo semblante. Pero eran dos las personas que estaban especialmente contentas con lo conseguido. Dos jóvenes valores de la cantera de la entidad califal que esta temporada se ganaron a pulso contar con protagonismo dentro del equipo que dirige Albert Ferrer. Se trata de los hermanos Cruz.

No son pocas las veces que a lo largo de la campaña confesaron ambos que vivían con ilusión el hecho de jugar con el primer equipo. Tampoco dejaron pasar por alto lo que significaría para ellos luchar por el ascenso a Primera. "Esto es un sueño hecho realidad, al menos para mí como canterano", expresaba tras el encuentro ante los bermellones Fran Cruz. El mayor de los hermanos, que el día 28 de este mes cumplirá 23 años, atendía a los medios sin perder la sonrisa. Era la imagen de quien completa sus ilusiones, de quien cumple su deseo. Ahora espera llegar todavía más lejos y lograr que el Córdoba, el equipo en que se formó y milita desde pequeño, regrese a la máxima categoría del fútbol español tras algo más de cuatro décadas sin aparecer por ella. Al pequeño de los dos, Bernardo, le tocó ayer aguardar una oportunidad en el banquillo. Esa circunstancia, a buen seguro, no le restó alegría cuando el cuadro califal festejó su clasificación para el play off.

En el recuerdo estaba otra situación histórica que compartieron los dos zagueros. Si este sábado Fran Cruz combatió por llevar a las eliminatorias por el ascenso a Primera al conjunto blanquiverde y Bernardo esperaba turno junto a Albert Ferrer para hacer lo propio, hace un año los dos luchaban por colocar al filial en Segunda B por primera vez desde su aparición. Vaya si había cambiado, para bien, la película para ellos. De eso habló también el mayor de los hermanos, sobre todo en relación a la respuesta de la afición, tanto en el encuentro de ida de aquel doble duelo con el Granada B como en el último choque de este ejercicio. Uno fue en Tercera y el otro fue en Segunda A y para optar a escalar todavía más. "Si allí me quedé sin palabras… Cuando he salido del vestuario al empezar el partido y he visto todas las bufandas, las banderas, las camisetas y todo lo que había prometo que estaba en un sueño", indicó el central que ante el Mallorca volvió a repetir titularidad.

Así las cosas, tenía claro que ese sueño del que tanto hablaron él y su hermano a lo largo de la campaña "no se podía escapar, de ninguna de las maneras". No se escapó y ahora continuará en un play off que arranca este miércoles con la visita del Real Murcia. Los Cruz compartirán algo que habían deseado con fuerzas y de lo que son buenos partícipes. En el caso de Fran, disputó 29 partidos de Liga esta campaña, 24 de ellos como titular. Números estos que le llevan a ser uno de los hombres más utilizados tanto por Pablo Villa como por Ferrer. Por su parte, Bernardo, que en julio cumplirá 21 años, participó en 15 choques, de los cuales 14 los encaró desde el inicio. Además, y ésa es otra parte de su ensoñación que ya es realidad, actuaron juntos en el eje central de la zaga blanquiverde un buen puñado de jornadas.

Etiquetas
stats