Con el deseo de acabar pronto las tareas

Saura, en un partido con O Parrulo Ferrol | HUGO NIDÁGUILA/O PARRULO

Tiene la intención de adentrarse en el verano con los deberes hechos. Lo cierto es que los tiene muy adelantados, tanto que apenas le resta para terminar. La cancelación de la temporada -a excepción del play off exprés por el título de Liga- por la pandemia de Covid-19 genera un margen mucho más amplio de acción. Un período extendido que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad trata de aprovechar al máximo para cerrar al 100% la configuración de su plantilla de cara a la próxima campaña, la segunda de su historia -y además consecutiva- en Primera. Sólo le faltan tres piezas para completar el puzle -que en principio le va a conceder un salto de calidad-. Así, la entidad quiere acelerar el proceso de confección del equipo que va a dirigir Josan González durante la 2020-21 y dejar el asunto plenamente zanjado.

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad está con el deseo de acabar las tareas cuanto antes. No le va a resultar difícil en teoría pues la labor en la parcela deportiva es muy intensa desde semanas atrás. Este hecho hace que todo el trabajo esté tan avanzado que sólo queden por delante las rúbricas en los contratos. Precisamente esto último es lo que pretende culminar en las fechas más próximas posibles. A la entidad presidida por José García Román le restan apenas tres fichas por cubrir, por lo que esta cifra es la que falta por alcanzar hoy por hoy. Quizá a comienzos de esta semana -este lunes incluso- el número se vea reducido a dos, ya que sobre el papel uno de los jugadores que están atados va a firmar con prontitud. Se trata de Alberto Saura, que va a llegar para terminar de potencial la posición de pívot.

La incorporación del murciano, que durante el campeonato 2019-20 anotó 13 goles, se prevé pronta. Principalmente porque el pasado jueves O Parrulo, club en que militaba, confirmó su baja junto a las de Chemi y Rahali. Con su llegada, que es un secreto a voces salvo giro inesperado de los acontecimientos, el conjunto blanquiverde concluye su trabajo en relación a jugadores de ataque. Así es después de las contrataciones de los alas Jesulito, Álex Constantino y, sobre todo, el menciano David Sánchez Boyos. La escasez de gol es precisamente uno de los problemas que sufrió el cuadro califal en su estreno en la élite del fútbol sala español. De esta forma, es la parcela defensiva la que más ocupa al Córdoba Patrimonio de la Humanidad hoy por hoy aunque no esté mal cubierta -todo lo contrario-.

De entrada, el conjunto blanquiverde pretende sellar también con prontitud uno de los fichajes más significativos, al menos teóricamente. Éste es para la portería, en la que a Cristian Ramos y Nono Castro se va a unir un tipo experto como Alfonso Prieto. No en vano, el guardameta madrileño, que va camino de los 31 años -los cumple el próximo mes de septiembre-, es el elegido para completar la demarcación. La intención de dar con los servicios del cancerbero del Levante la adelantó CORDÓPOLIS hace alguna semana. Desde el club cordobés se exponía entonces la dificultad que suponía su alta ficha, un escollo que parece haberse superado para contar, si no se produce nada que lo impida, una defensa de la meta realmente de nivel -entre lo que hay y lo que viene-.

Por último, la posición de cierre está llamada a gozar de un nuevo efectivo para el que maneja la entidad blanquiverde dos opciones. La primera en salir a la luz, y de la que informó este periódico, es la del baenense Isidoro Garrido Isi. El cordobés puso punto final a su etapa en el Servigroup Peñíscola y es una de las dos grandes opciones con que cuenta el Córdoba Patrimonio de la Humanidad para reforzar y aportar experiencia a la zona de retaguardia. El fichaje supondría su regreso al fútbol sala provincial, que dejó con su salida del Maderas Miguel Pérez de Bujalance en 2008 para gozar de una más que envidiable trayectoria. La otra posibilidad es la de Ricardo Mayor, de ElPozo Murcia. El interés hacia el futbolista de Librilla (Murcia) lo adelantó Diario Córdoba días atrás. En este punto se hace necesaria una aclaración. La incorporación de este último no evitaría las de los tres anteriores -pese a que ese sea el cupo que tiene el club-. El motivo es que el jugador tiene 20 años y puede ser incluido en el filial, situación que se dio esta temporada con César.

Etiquetas
stats