El Deportivo Córdoba se da un festín en Almagro

Lance de un encuentro del Deportivo Córdoba. | TONI BLANCO
El conjunto de Pablo García logra su primer triunfo con una goleada (2-8) en tierras manchegas en un partido que domina de principio a fin | Las cordobesas escalan en la tabla

La novatada está pagada con suficiencia. Muy claro deja ese hecho después de un recital por todo lo alto en Almagro. El amargo sabor de la derrota ya está aliviado con el dulce de la victoria. A la tercera sí lo consiguió el Deportivo Córdoba, que se impuso este domingo de manera contundente a un equipo que poca oposición pudo mostrarle. Ni siquiera en su propio campo. Porque el conjunto que dirige Pablo García apareció como un huracán en el pabellón Ciudad de Almagro, donde dominó de principio a fin para lograr un rotundo 2-8 a su favor. De esta forma, se deshizo del pesar por su mal estreno en Segunda División y enseñó las garras a modo de aviso para navegantes. El cuadro cordobés no tiene intención de pasar de largo por la categoría y empieza a demostrarlo.

El encuentro que disputó en tierras manchegas fue cuasi perfecto. Quizá faltó dejar la portería a cero, pero en fútbol sala eso resulta realmente complicado. Lo cierto es que el Deportivo Córdoba desplegó un gran juego que le permitió gozar de una notable superioridad en todo momento. En la primera parte ya comenzó a sentar las bases de su triunfo ante un Almagro incapaz. El primer gol no llegó hasta después del cuarto minuto de partido. Fue obra de María Jesús Romero. Pero la tardanza en abrir el marcador, como bien merecían las de Pablo García, fue una anécdota al final del duelo. El vendaval no disminuyó antes del descanso y Laura Fernández y Neiva incrementaron la ventaja cordobesa para poner rumbo a los vestuarios con un claro 0-3.

Apenas cambió el panorama en la segunda parte. Otra vez llegó el gol superados los cuatro minutos. Celi elevó el cuarto tanto en el electrónico y quedaba cada vez más claro, por si quedaba alguna duda, quién mandaba en la pista. Alba lo confirmó de forma definitiva con el 0-5. Ese tanto hizo que el Deportivo Córdoba entrara en una fase de ligera relajación que aprovechó el Almagro para intentar meterse de nuevo en un partido que ya daba por perdido. En apenas dos minutos y medio consiguió anotar dos dianas para colocarse a tres. Todavía restaba tiempo, pero las cordobesas no dieron opción y rompieron el sueño del conjunto ciudadrealeño. Bea estableció el 2-6 en el tanteador, que sirvió para volver a aclarar el horizonte de las de Pablo García, que completaron su festín goleador con otros dos tantos. Laura Fernández, de doble penalti, y Neiva marcaron de nuevo para dejar el triunfo final en un rotundo 2-8.

Etiquetas
stats