Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Viernes, 14/06/2024

Deivid, el peligro del Sevilla... y el del césped

Deivid, en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva | ÁLVARO CARMONA

Rafael Ávalos

0

El pivote advierte de que los problemas hispalenses pueden ser un arma de doble filo, pues “a lo mejor vas y pagas los platos rotos de todo” | Sobre la Ciudad Deportiva: “Es un peligro entrenar ahí”

Los últimos resultados no son los mejores para gozar del estado anímico deseado. Es difícil mantener la sonrisa cuando el equipo atraviesa su peor dinámica de la campaña, aunque en el Córdoba logran hacerlo debido a la confianza que existe en su trabajo. Más allá de esas circunstancias, para Deivid el actual sí es un buen momento en el aspecto personal, pues con Djukic en el banquillo encontró una regularidad en el once que espera continúe el sábado (16:00, Canal + Liga y GolT) en el Sánchez Pizjuán. El duelo en tierras hispalenses guarda además un especial sabor para el canario, por su pasado en Nervión. “Es el campo donde debuté en Primera, donde me trataron como si estuviera en casa y tengo muchísimos amigos y la verdad es que es un partido especial para mí”, indicó en ese sentido el zaguero reconvertido en medio centro, que espera cambiar la situación respecto de la primera vuelta, cuando perdió la titularidad tras su estreno con la blanquiverde en Almería. “En la ida no tuve la oportunidad ni siquiera de estar en el banquillo. Estoy con muchas ganas de que llegue el sábado”, afirmó.

En cuanto a su recorrido en El Arcángel, confesó que fue un trago complicado no tener la confianza del técnico, entonces Albert Ferrer. “El principio fue duro. En la primera vuelta, por estas fechas, jugué el partido contra el Almería y cuando parecía que tenía alguna posibilidad de seguir en el equipo, en el siguiente partido (ante el Sevilla) ni siquiera estuve en el banquillo. Así estuve un tiempo hasta que llegó el Málaga y otra vez a la grada. Fue duro por el paso que tuve que dar, por venir aquí y no tener minutos, estar fuera de casa y no jugar. No estaba acostumbrado”, explicó para concluir que tras la llegada de Djukic y su entrada en la medular ha tenido “la continuidad que necesitaba para ser feliz”. Pero ahora cuenta con la competencia añadida de Khrin, que ve positiva. “Estamos en Primera y tenemos que tener competencia todos los compañeros. Mientras sirva para ayudar al grupo y conseguir el objetivo, todo lo que venga, bienvenido sea”, apuntó en ese sentido.

Sobre el choque con el Sevilla, que tampoco está en su mejor momento y cuenta con una plaga de bajas, Deivid señaló que el cuadro nervionense “está preparado para jugar todas las competiciones que tiene”. Por tanto, “nunca se sabe muy bien cuándo es el mejor momento de ir allí, porque puedes cogerlos enfadados y que te metan un ritmo alto y sufrir”. “A lo mejor vas tú y pagas los platos rotos de todo lo que ha pasado anteriormente, pero intentaremos aprovechar nuestras ocasiones, hacer nuestro fútbol y ganar el partido, más allá de los problemas que estén pasando ellos”, añadió. Así las cosas, el canario dejó claro que será un encuentro complicado, en el que por cierto no deben repetirse los errores cometidos en los últimos duelos, sobre todo ante el Almería. “Somos un equipo que tenemos que pelear todos, los 11 que estamos en el campo y en el momento en que perdemos eso estamos muertos contra cualquier rival”, dijo en referencia lo sucedido ante los rojiblancos. “En la segunda parte aflojamos el ritmo, empezamos a perder balones, a no mantener la posesión y, sobre todo, a tener las líneas muy separadas”, argumentó en relación al partido del pasado domingo.

Por otro lado, el zaguero reconvertido en pivote fue cuestionado sobre el presunto sabotaje del césped de la Ciudad Deportiva Rafael Gómez y cómo afecta al equipo. “Es un peligro para cualquiera que quiera practicar deporte, en este caso fútbol, entrenar en ese campo. No es estado, sobre todo para un equipo de Primera, trabajar en ese campo. El riesgo de lesiones es muy alto”, expresó. El canario desveló que “en los últimos días el balón prácticamente ni botaba o botaba mal” y aseveró que “no hay manera de preparar un partido” en esas instalaciones. “En El Arcángel no podemos entrenar todos los días, porque al final nos vamos a cargar el césped y va a ser peor el remedio que la enfermedad”, indicó acerca de la posible solución, que tampoco pasa por realizar sesiones en terreno artificial, ya que “el balón bota y corre diferente”. Además, en Córdoba los campos “son antiguos, duros, que parten la espalda en cada salto, en cada gesto, y aparte corres el riesgo de quedarte clavado en cada giro”. “Nos tenemos que ceñir a lo que digan ellos (por el club) y si nos tenemos que ir a Sevilla, iremos a Sevilla o a donde nos manden”, concluyó.

Etiquetas
stats