¿Hasta dónde puede dar el Córdoba?

Javi Lara, de regreso en el Alcorcón - Córdoba en Santo Domingo (2-1) | LOF

Otra decepción al saco. El Córdoba tacha del calendario la jornada 23 y sigue en el mismo lugar en que habita desde agosto: los puestos de descenso a Segunda B. Veintidós fechas en el hoyo, ese mismo al que advirtió el presidente, Jesús León, que irán de cabeza si no se producen refuerzos. Este domingo, unas horas antes del partido, el club blanquiverde oficializó la llegada de Carrillo, un delantero procedente del Cádiz. En las próximas horas se avecina un desembarco de nuevos profesionales para rescatar a un conjunto que va dando bandazos sin rumbo. “Los esperamos con los brazos abiertos y ojalá todo cambie”, dice a propósito de los fichajes Javi Lara, uno de los capitanes blanquiverdes. En Alcorcón regresó al césped después de muchas semanas apartado de la competición por lesión. Estuvo cinco minutos y padeció, al lado de sus compañeros, otra tarde de frustración colectiva. El Córdoba, con 18 puntos sumados, es penúltimo en la Liga 1/2/3.

“Hemos muerto de pie y hemos dado la cara”, dijo en la zona mixta el centrocampista montoreño, que considera que el Córdoba perdió en Alcorcón “más por aciertos del rival que por errores nuestros, como otras jornadas sí ha podido pasar”. El veterano jugador fue, con todo, muy autocrítico. Especialmente con lo que se vio en la segunda parte en Santo Domingo. “Ellos se sintieron más cómodos y nosotros no tuvimos ninguna contra que pudiera generarles dudas. Se pudieron ir creciendo y arriba tienen mucha variedad, con lo que pudieron hacer los goles”, explicó. Los blanquiverdes se fueron al vestuario con ventaja de 0-1, pero no hubo manera.

Lo que le está sucediendo al equipo fuera de casa es un asunto que sobrepasa todas las alertas. Su cosecha de puntos (3 puntos sobre 36 posibles) es incompatible con su propósito de mantener la categoría. “Tampoco estoy en la cabeza de cada jugador”, dijo sobre cómo puede afectar la situación a los componentes de una plantilla que está ahora en proceso de reformas profundas. “Es una semana nueva, jugamos en casa y vendrá gente con una energía y que nos aportará cosas diferentes”, ha dicho, al tiempo que ha reconocido que la necesidad de apuntalar el equipo es real porque “los resultados mandan” y la posición en la clasificación “dice que no estamos haciendo las cosas bien”. Sin embargo, el cordobés matiza que “nadie está rindiendo a su nivel” y que “todos” pueden “dar un poco más”. “Pero hablo de todos en general, no sólo los que jugamos”, recalca.

“Siento que es una situación que te va comiendo, desquiciando día a día”, ha reconocido. “Llevas mucho tiempo aquí sufriendo y son muchas cosas que van sumando y mermando, pero ya sabemos lo que es el Córdoba: un equipo destinado a sufrir, un club grande que ahora pasa apuros como si fuera pequeño”, añadió.

Al igual que Lara, otro capitán volvió a competir después de meses apartado de la competición aunque, en este caso, por haber perdido el puesto ante otro compañero. La sanción de Loureiro la aprovechó Fernández para volver y sentirse “bien” en lo personal, aunque “con un sabor amargo” por la derrota sufrida en Alcorcón. “Es una pena, pienso que el equipo ha cambiado, que ha dado la cara ante un buen rival y un campo complicado”, dijo tras el encuentro.

“Pienso que el equipo en líneas generales ha estado bien, pero ellos han presionado más arriba, con los jugadores que tienen nos hacen dudar y cuando eso sucede, pues pasa lo que pasa”, explicó sobre la remontada de los alfareros, que deja al Córdoba enquistado en la zona baja de la clasificación. “¿Cuestión de cabeza? Pues a estas alturas no puedo decirte que no, pero creo que el equipo está fuerte para darle la vuelta a esta dinámica”, expresó sobre el estado mental del equipo.

Se avecina una semana de promociones en las taquillas para llenar el estadio. Fernández quiso hacer una llamada a la afición. “Los necesitamos, porque si ellos decaen nosotros lo hacemos”, dijo, resaltando que es “cordobés y aficionado del Córdoba”. Sobre un paralelismo con la situación del pasado curso, el lateral se desmarcó. “El año pasado hay que dejarlo atrás, es totalmente diferente. Lo que es seguro es que hay que pelear”, manifestó.

Etiquetas
stats