Cuidado con ellos: la amenaza afecta a cuatro

Reyes, tras ser sustituido ante el Almería | MADERO CUBERO

Sandoval empieza hoy miércoles a apretar tuercas en el equipo para afrontar la finalísima -una más- de Reus. Lo hará centrado en esos noventa minutos en tierra catalana, pero seguramente con un ojo puesto en una circunstancia que puede condicionar el episodio final del curso 17-18: tiene a cuatro jugadores apercibidos de sanción. Y no son precisamente actores de reparto. Con cuatro tarjetas amarillas acumulada, y por tanto al borde del castigo si ven una mas, se encuentran Sergi Guardiola, José Antonio Reyes, Álex Quintanilla y Sasa Jovanovic. Si alguno de ellos ve tarjeta no podrá estar en el choque ante el Sporting de Gijón en El Arcángel para cerrar la temporada y, tal y como anhela el cordobesismo, sellar la continuidad en Segunda División.

El caso de Sergi Guardiola es realmente curioso. El delantero jumillano, cuya trascendencia en el equipo es absolutamente fundamental -lleva 21 goles en Liga-, se mantiene con cuatro tarjetas desde hace más de un mes. Le enseñaron la amarilla en El Sadar ante Osasuna el 15 de abril y desde entonces ha salido al césped con la amenaza latente de la suspensión. ¿Y cómo ha llevado esa presión? Pues francamente bien. Marcó gol en todos los partidos (Sevilla, Leonesa, Huesca, Rayo) y en el último, ante el Almería, su remate final para el 1-0 tocó en René y el árbitro lo consignó en el acta como tanto en propia puerta del rojiblanco. Dio, además, el pase de gol con el que Quim Araujo abrochó el triunfo por 2-0.

Reyes vio la cuarta el domingo ante el Almería, sumando esa tarjeta a las anteriores ante Lugo, Oviedo y Sevilla Atlético. Probablemente esa circunstancia pesara en la decisión de Sandoval de sustituirle por Araujo a falta de media hora de juego en la última jornada. El utrerano lleva un gol, cuatro asistencias y un poder de intimidación extraordinario en los rivales. Recibe faltas constantemente y es un especialista a balón parado, además de un jugador de nivel superior a la hora de tomar decisiones en ataque.

Con Álex Quintanilla cuenta Sandoval desde que comprobó que con el vasco atrás se gana en eficacia: va al corte, saca la pelota con criterio y aporta seguridad a una línea que durante buena parte de la campaña tuvo que cargar con la vergonzante etiqueta de "más goleada de la categoría". El ex del Mirandés vio la cuarta en Vallecas y ya actuó todo el partido completo ante el Almería. El apercibido que menos está contando últimamente es Sasa Jovanovic. El serbio, que había intervenido en todos los partidos desde la jornada 15, se cayó del once después de los dos encuentros perdidos en las jornadas 37 y 38 -Leonesa y Huesca- y ha visto desde el banquillo las dos últimas citas ligueras.

Etiquetas
stats