Dos cordobeses dejan huella en el Mundial de Kick Boxing

Los hermanos Simón, con sus medallas en Atenas. FOTO: CORDÓPOLIS
Los hermanos Alberto y Álex Simón conquistan una medalla de oro y dos de plata en un exigente campeonato celebrado en Atenas

Dos cordobeses, los hermanos Alberto y Alejandro Simón, dejaron el testimonio de su potencial en el Campeonato del Mundo WKPA que se ha celebrado en Atenas. Una medalla de oro (en Oriental K1) y dos de plata (Kick Boxing y Full Contact) fueron la cosecha de ambos competidores, que formaron parte como únicos embajadores andaluces de la selección española que intervino en un torneo que congregó a los mejores especialistas en las modalidades de Light Contact, Semi Contact, Full Contact, Kick Boxing y Oriental Style -K1-. Las intensas semanas de entrenamiento y los esfuerzos por alcanzar el peso exigido dieron resultado, confirmando al dúo cordobés como una de las máximas referencias de la actualidad en deportes de contacto.

Álex Simón tuvo que hacer frente a circunstancias complicadas, ya que tenía previsto competir en Full Contact, Kick Boxing y Oriental (K1) en la categoría de 55 kilos, pero ante la falta de participantes en estas modalidades optó por salir a escena en 60 kilos en Kick Boxing y Oriental, asumiendo el riesgo de combatir contra oponentes de mayor peso. Esa dificultad la convirtió en un estímulo y terminó cuajando una excelente actuación, exprimiendo al máximo su técnica. El cuartos de final de Kick Boxing, Álex se cruzó con Eduard Mammadov (Azerbayán), todo un mito en este deporte con un palmarés que presenta catorce títulos de campeón mundial. El azerbayano hizo valer su experiencia y su peso para vencer al cordobés en 60 kilos. En Oriental y Full Contact, Álex siguió adelante tras vencer por K.O. a los azerbayanos Isyandarov Faxrradin y Elgun Ibrahimov. En la final de Full Contact (55 kilos), Álex se encontró con el vigente campeón del mundo, el argelino Abdelkarim Benguenem, quien terminó imponiéndose en tres asaltos pese a la dura resistencia del cordobés. Álex se llevó la medalla de plata.

La trayectoria de Alberto Simón fue fulgurante desde el arranque. En cuartos de final de Kick Boxing (60 kilos) dejó K.O. al kosovar Ilir Mehxhiqi, a quien dominó por completo. En la semifinal se tuvo que medir con Samir Hasanov (Azerbayán) y se mostró igualmente demoledor. Otra victoria antes del límite y camino libre hacia la gran final. Allí le esperaba el temible Mammadov, que se había reservado especialmente (no quiso enfrentarse a Alberto Simón en la semifinal de Oriental) para un choque de colosos que respondió a lo que se podía esperar. Después de un arranque poderoso del azerbayano, el cordobés se repuso en el segundo asalto y llegó a “hacer temblar las rodillas”, según declaró, al multicampeón. Después de un equilibrado tercer asalto, los jueces, en una decisión discutible, dieron como ganador a Mammadov y Alberto Simón se colgó con orgullo la medalla de plata en Kick Boxing (60 kilos). El cordobés, además de esta plata, consiguió subirse a lo más alto del podio en la modalidad Oriental K-1. En cuartos venció por la incomparecencia de Mammadov, en semifinales se deshizo del griego Mazarakos Evangelos y en la pelea por el título machacó al azerbayano Faxrradin por K.O. en el segundo asalto. Fue el colofón a una extraordinaria actuación de dos hermanos cordobeses que dejaron el sello de su talento y determinación en Atenas.

Etiquetas
stats