Un Córdoba en reconstrucción se muestra en Portonovo

Francisco corre al lado de los jugadores | ÁLEX GALLEGOS

Hay expectación en el entorno y también en el propio seno del grupo, que quiere verse en acción. Los ensayos de pretemporada arrancan este sábado con una cita que se anunció, se anuló y, finalmente, se activó de nuevo para que el Córdoba y el Celta pudieran chequear su momento actual después de poco menos de dos semanas de trabajo y aún muchos agujeros por cubrir en ambas formaciones. El Campo de Baltar, en la localidad pontevedresa de Portonovo, alberga a partir de las 20:00 horas un partido veraniego en el que desde ambos bandos ya se ha deslizado el mensaje -seguramente de modo innecesario- de que el resultado es lo de menos. El capricho del destino ha querido que el primer partido que viva Rafael Berges en su nueva etapa con el Córdoba sea ante el Celta, un equipo en el que se ganó un lugar con la historia. El actual director deportivo, que hace apenas unos días se encontraba trabajando en Indonesia, estará con la expedición en Portonovo.

En el bando blanquiverde faltará Edu Ramos. El mediocentro malagueño no viajó desde Segovia hasta tierras gallegas para protegerse. Está lesionado, según apuntan fuentes del club aunque no existe ningún parte médico oficial. El jugador, que ha seguido un tratamiento específico de trabajo en los últimos días, desveló algo más sobre su dolencia a través de su cuenta en Instagram. “Con ganas de empezar con el grupo y estar al 100 x 100 para competir en las mejores condiciones. Una pequeña molestia en el tobillo me lo impide, pero estoy trabajando duro para volver lo antes posible”, escribió el pivote de Churriana. Tampoco van con la expedición cordobesista los puntas Andrés Martín y David Moreno, estos por decisión del técnico.

El Celta acude sin el concurso de sus futbolistas internacionales -Iago Aspas, el danés Pione Sisto y el uruguayo Maxi López- y con un nuevo jefe en el banquillo, el argentino Antonio Mohamed, que ha sustituido en el cargo a Juan Carlos Unzué. El plantel celeste, que está concentrado en La Toja, tampoco cuenta con un puñado de jugadores que tienen colgado el cartel de transferibles -Jonny, Sergi Gómez y Radoja-, aunque sí podra ofrecer a los seguidores que se desplacen el estímulo de ver a alguna de sus incorporaciones. El mejicano Néstor Araújo, el turno Okay Yokuslu y David Juncá son las principales novedades en el cuadro vigués, que tendrá al Córdoba como el único rival español en su actual calendario de pretemporada, que le depara escalas ante Braga, Southampton, Fulham y Mainz, este último en el Memorial Quinocho, el próximo día 11 en Balaídos.

“Siempre es bueno e ilusionante medirte a un equipo de Primera División y del tamaño del Celta. A todos nos gusta jugar ante equipos así”, declaró Fernández, uno de los capitanes del Córdoba, a propósito del estreno del equipo. Para el lateral derecho, la fase de preparación en Los Ángeles de San Rafael ha sido “positiva” pese a los acontecimientos que rodean al club. “Nosotros estamos aislados de todo lo que pasa fuera del grupo del vestuario. Lo nuestro es trabajar día a día intentando agradar al míster, cogiendo conceptos que nos manda y preparándonos para la Liga, y creo que eso es lo mejor”, dijo el cordobés en los canales oficiales del club. Ante esa tesitura, hay interés por ver cómo se puede desenvolver el equipo sobre el césped. Sobre las consignas de Francisco, el defensa canterano explicó que el almeriense “quiere un equipo valiente con el balón y agresivo tras la pérdida”

Etiquetas
stats