El Córdoba ya mueve ficha para la 2020-21

.

No hay tiempo que perder y quizá sí mucho que ganar. Cualquier trabajo que se adelante es un paso a favor de cara al futuro. Y el Córdoba parece ya encaminado en construir su proyecto de cara a la temporada 2020-21, aun sin saber cómo se resolverá la situación de los blanquiverdes en la presente campaña. No obstante, lo cierto es que el club trata de amarrar sus armas para los próximos años, sea cual sea la categoría en la que compita. De hecho, está por ver cuál es la decisión definitiva de la Real Federación Española de Fútbol en lo relativo a la conclusión del actual curso. El play off exprés con los cuatro primeros de cada grupo provocaría el final de la temporada para los cordobesistas, que hace unos días presentaron un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, como consecuencia de la falta de actividad. Una medida que evidencia la falta de optimismo en torno a la propuesta del club de ampliar la fase de promoción hasta los ocho primeros.

De este modo, la nueva propiedad ha comenzado a dar forma al proyecto de futuro desde la parcela técnica. Ahí es donde se ha confirmado el primer movimiento oficial. Ese no es otro que la salida de Alfonso Serrano, hasta la fecha director deportivo de la entidad. El vallisoletano asumió el deber de construir la plantilla en su regreso al Grupo IV de Segunda B, aunque siempre trabajando bajo las limitaciones económicas de la etapa de Jesús León. Además, la llegada de Miguel Valenzuela, Juanito y David Ortega como nuevos integrantes de la parcela técnica puso en cuestión su posición dentro de la entidad, abriendo la puerta a una posible marcha. La misma se confirmó este martes, después de que el club oficializara que no había llegada a un acuerdo entre ambas partes.

Ahí se ha producido el primer paso en clave blanquiverde, lo que da mayores poderes de decisión a las mencionadas incorporaciones. Además, en lo que respecta a la primera plantilla, todavía es pronto para conocer al detalle la confección de la misma, aunque lo que parece seguro es que el club seguirá contando con Juan Sabas al frente del banquillo. El técnico madrileño firmó por el club, en sustitución de Raúl Agné, días antes de producirse el estado de alarma, por lo que únicamente pudo desempeñar su labor durante un par se sesiones de entrenamiento. Durante la cuarentena ha seguido en contacto diario con los jugadores para construir su filosofía y controlar el trabajo, aunque parece complicado, visto como están transcurriendo los acontecimientos, que llegue a debutar en partido oficial. Aún así, la idea del Córdoba pasa por encargar a Sabas la dirección del equipo durante el próximo año, según la información publicada por ABC.

Etiquetas
stats