¿Qué Córdoba tenemos hoy?

Jugadores celebrando el gol en el Don Benito-Córdoba (0-1) | LOF

Todo el mundo debería estar este lunes mirando la clasificación y haciendo cuentas sobre los puntos que necesita su equipo para echar raíces en la parte alta del Grupo IV de Segunda B y pelear por el regreso al fútbol profesional, a esos "40 principales" a los que se refería el carismático Enrique Martín Monreal cuando llegó el verano y parecía que la vida iba a ser maravillosa. Ya no está el entrenador navarro. Tampoco el presidente. El primero se marchó por un "problema personal" -no cobrar, básicamente- y al segundo le echaron del cargo por no pagar y por otras cuestiones derivadas de la peor gestión de todos los tiempos: fue detenido por la Guardia Civil y se le investiga por la presunta comisión de varios delitos societarios. Ahora el club vive en una situación crítica. Entre medio muerto y medio vivo. Comienza otra semana especial con la pregunta clásica: ¿qué Córdoba nos encontraremos hoy?

El administrador judicial y concursal, Francisco Estepa, dejó claro el pasado viernes que de esta semana no podía pasar una solución para la situación del Córdoba. El tema es que si decide la venta de la "unidad productiva" a Infinity -grupo representado por Crowe y con capital de un fondo de Baréin que ha sido el único que ha depositado 3 millones de euros en la consigna del juzgado- se va a encontrar con un escenario minado. La Federación Española no reconoce la operación y ha llegado a pedir la recusación del juez de lo Mercantil, Antonio Fuentes. Ante este panorama, Infinity se lo está pensando. Buscan "nuevos escenarios", según declararon fuentes cercanas a la operación. Hay otros pretendientes a la adquisición del club -de la unidad productiva o de la SAD completa, con todas sus cargas- que han mostrado sus intenciones por distintas vías, pero que hasta el día de hoy no han puesto un euro.

Y ahí está la cuestión: el dinero. Los futbolistas -y todo el personal del club- siguen sin cobrar. La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) está al tanto de una situación crítica. Este domingo 1 de diciembre se alcanzó el tercer mes de impago de nóminas, por lo que desde este lunes los profesionales pueden solicitar el procedimiento abreviado del convenio colectivo para liberarse de sus contratos y fichar por el club que les quiera. El plazo depende, no obstante, de la fecha de cobro que se estipule en el contrato de cada jugador. En la casa blanquiverde se tiene por costumbre fijar el día 10 de cada mes como límite, así que ese podría ser el punto de inicio para muchos de los afectados. Y hay bastantes equipos esperando acontecimientos. Si el Córdoba pierde a sus jugadores principales, el escenario sí que cambiaría drásticamente.

"Es asunto personal de cada uno, no hablamos de eso en el vestuario", dicen al unísono los protagonistas cada vez que sale a colación el asunto de las deudas en la sala de prensa. Agné alabó en las vísperas de la visita al Don Benito la actitud de los suyos.  "No sé si se le está dando valor real a lo que están haciendo estos muchachos. Ellos dignifican esta profesión. Están muy por la labor del club y tratan de entrenar bien y ganar partidos. Yo estoy convencido de que el tema se va a solucionar", reflexionó el de Mequinenza, que en el estadio Vicente Sanz disfrutó la primera victoria del Córdoba lejos de casa en esta temporada. La primera del club en los últimos nueve meses como visitante en partido oficial.

https://twitter.com/Cordobacfsad/status/1201170087383904257?s=20

La imagen de unidad que se percibió en el campo tiene un contrapunto: la falta de cobro afecta y no es un secreto que hay clubes esperando para pescar en este río revueltísimo blanquiverde. El jugador que acumule tres meses sin cobrar está amparado por la normativa para solicitar un procedimiento abreviado de resolución de contrato que duraría en torno a una semana. La ventaja del mercado de invierno se presenta como la oportunidad para muchos de buscar un destino más estable. Nadie lo ha admitido en público, pero hay movimientos de los agentes por lo que pueda suceder.

La premura de la firma con Infinity estaba directamente conectada a esta imperiosa necesidad de una inyección de dinero para pagar nóminas. Todas las iniciativas que se llevaron a cabo -Día del club para los abonados, venta de revistas, sorteos, donativos de empresas...- sirvieron para salir del paso en gastos de desplazamientos y competición, pero no han llegado al montante preciso para sufragar al menos un mes de nóminas. El cordobesismo está expectante ante los acontecimientos. Su equipo ganó por fin, pero la celebración futbolística queda eclipsada por el temor generalizado a algo que se sospecha pero nadie quiere decir. Que el Córdoba, señores, se muere.

Comparecencia de Infinity en Córdoba

Representantes del grupo Infinity, representado en España por el despacho Crowe, comparecerán hoy en un céntrico hotel de la capital para explicar el estado de la operación de entrada en el Córdoba CF con capital de un fondo de inversión de Baréin. Encima de la mesa está la opción de la adquisición de toda la sociedad anónima deportiva en lugar de solo una parte -la unidad productiva-, una operación a la que ya se opuso frontalmente la FEF en un duro auto que fue contestado por el juez de Lo Mercantil, Antonio Fuentes, cuya recusación ha pedido el ente federativo.

Etiquetas
stats