Competición no cierra el caso del árbitro agredido

Pedro Benítez, delegado del Colegio de Árbitros, y Manuel Rodríguez, presidente del Comité de Competición | TONI BLANCO
El comité de la FCF mantiene la suspensión cautelar del presidente del Calahorra y solicita al colegiado que aporte los documentos que acrediten su baja | Supedita la sanción definitiva al tiempo de recuperación del árbitro

El Comité de Competición de la Federación Cordobesa de Fútbol, que preside Manuel Rodríguez, ha hecho pública su decisión de mantener abierto el expediente por la denuncia de una presunta agresión e insultos a un árbitro de 15 años por parte del presidente del Calahorra, Francisco José Montes Merino, durante el partido que enfrentó al equipo alevín de este club con el del Salvador Allende en el campo de la barriada de Fátima. El Comité abrió el expediente en su sesión del pasado 17 de diciembre, tras recibir una ampliación del acta, parte médico y denuncia del árbitro. La sanción definitiva estará supeditada al tiempo de baja del árbitro

En el curso de este expediente, el Comité procedió a tomar declaración mediante citación presencial y testifical al árbitro Guillermo Ávila Campos, junto a los dirigentes del Calahorra acusados (el presidente Francisco José Montes y el delegado Francisco José Cerezo), además de a los representantes del Salvador Allende. También suspendió cautelarmente tanto al presidente como al delegado Francisco José Cerezo. Tras el estudio de toda la documentación y los testimonios, el Comité de la FCF ha decidido ampliar el experiencia y requerir al árbitro que aporte a la mayor brevedad posible los documentos que acrediten la duración de su baja. Se acuerda también suspender en sus funciones cautelarmente, hasta la resolución del expediente a Francisco José Montes, presidente del Calahorra.

Hoy se ha celebrado el juicio rápido por faltas el Juzgado Número 3 de Córdoba, en el que se ha personado la Federación Andaluza de Fútbol como acusación particular. El delegado del Calahorra ha salido sin cargos y el presidente, que se declaró a la salida "muy contento", fue juzgado por faltas y no por delito, como pretendía la asesoría jurídica de la FAF. El juicio quedó visto para sentencia, que se conocerá en dos semanas y que podría alcanzar, si prospera la petición de la acusación, dos meses y 12 euros de multa diarios. El delegado del Calahorra anunció ante los medios que están decididos a "denunciar por injurias" al joven árbitro, de 15 años, ya que "quedó demostrado que mintió".

Etiquetas
stats