La ciencia del 11 contra 11: radiofrecuencia para los árbitros

.

La comunicación entre los árbitros es fundamental para un buen transcurso del partido y para evitar polémicas. Durante los partidos de fútbol el equipo arbitral se comunica entre sí a través de un dispositivo que lleva incorporado un micrófono y el famoso “pinganillo”, que les permite estar al tanto de todo lo que ocurre en el terreno de juego.

El micrófono recibe la voz u onda sonora, transformándola en una señal eléctrica. Ésta a su vez se convierte en una onda de radiofrecuencia cifrada en la información. Estos sistemas son ligeros, fáciles de usar y con un alcance de más de un kilómetro. Las ondas de radiofrecuencia (RF) son ondas electromagnéticas que viajan a la velocidad de la luz en el espacio libre.

La señal u onda portadora que contiene la información se propaga hasta que el receptor o antena del pinganillo la captura. El sistema utiliza una radiofrecuencia cifrada o encriptada, impidiendo que se interrumpa la comunicación o que sea intervenida la señal. Además, es capaz de eliminar las perturbaciones de sonido.

La infografía adjunta es la undécima entrega del estudio de la Universidad de Cultura Científica y de la Innovación de la Universidad de Córdoba (UCO). El proyecto está incluido en el IV Plan Anual de Divulgación Científica de la UCO y cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Todas las fichas

Etiquetas
stats