El sueño copero sigue más vivo que nunca

Semifinales de la Copa RFEF entre el Córdoba CF y CD Ebro

Una historia que está siendo escrita partido a partido. Tras unas temporadas donde ha marcado una serie de registros negativos a nivel nacional, el Córdoba afronta una campaña regular ilusionante donde el principal objetivo está en ascender a la tercera categoría del fútbol español. La afición estaba muy dolida después de que su equipo cayese a la Segunda RFEF tras un curso donde la regularidad no existía, pero en la actualidad está plenamente comprometida y está disfrutando como nunca. A pesar de estar en una división más modesta y a un buen escalón de distancia del fútbol profesional, la entidad blanquiverde ha vuelto a ser lo que era. Debía retornar a la senda de la victoria poco a poco y adaptarse a la actual situación, pero los de Germán Crespo han ido más allá, liderando el Grupo IV y llegando a una final histórica para el club.

La participación del Córdoba en esta Copa RFEF está siendo para enmarcar. A pesar de que en un principio parecía que este torneo iba a ser un poco más secundario para centrarse únicamente en el apartado liguero, el técnico Germán Crespo ha demostrado que ninguna competición debe ser menos que otra y, aunque el ascenso debe ser el máximo objetivo, hacer un buen papel en la copa también puede serlo. Por ello, la entidad blanquiverde desplegó un once prácticamente titular ante una Balompédica Linense de superior categoría y no titubeó frente a rivales de inferior división como pueden ser el Juventud de Torremolinos o el Xerez CD. Gracias a esta serie de condicionantes, el club califal llegó a El Arcángel para disputar las semifinales de este torneo ante el Ebro de Segunda RFEF y un solitario gol de Luismi Redondo desató la locura en el feudo ribereño.

Este jugador extremeño atendió a los medios de comunicación una vez finalizó el encuentro y admite que este gol es el "más importante" porque dio el pase a una final histórica para el club. "He dudado en centrar, pero a última hora he acabado por ponerla en el palo largo y por suerte ha entrado", añade un Luismi Redondo que reconoce la labor que cosechó el equipo rival en un partido muy duro físicamente. "El Ebro ha venido fuerte y nos ha puesto las cosas muy complicadas. Hemos tenido también ocasiones en la segunda mitad, pero no han entrado". Por otro lado, el natural de Plasencia admite la dificultad del partido, pero también alaba el esfuerzo de sus compañeros. "El Ebro nos ha puesto las cosas muy difíciles. A lo mejor te puede entrar ese nervio, pero hemos tenido suerte de que ha entrado nuestro gol y muy contento".

Sin embargo, la competición copera ya está aparcada hasta el próximo 24 de noviembre y ahora la cabeza debe estar puesta única y exclusivamente en el tramo liguero, como reconoció Luismi Redondo. "Estamos muy contentos. Es un pase a la final de la Copa RFEF que es historia para el club y tenemos muchísimas ganas de que llegue, pero el domingo tenemos otra y ya estamos pensando en el Cacereño", añade un futbolista que sabe que este choque es especial a nivel personal. "Yo soy de Extremadura y gusta jugar contra los de tu tierra. Va a ser un partido muy bonito el que se va a disputar aquí". Mientras tanto, la acumulación de encuentros parecía un hándicap importante, aunque el Córdoba lo está controlando a la perfección. "El trabajo que está haciendo Germán con las rotaciones, nos está viniendo bien. Nos saca muy bien en cada partido y al final el futbolista siempre quiere jugar. Lo estamos controlando muy bien y llegamos a tope en cada partido", culmina.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
11 de noviembre de 2021 - 11:53 h
stats