Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El valor de la portería a cero en el Córdoba CF

Carlos Marín, durante un partido esta temporada

Jesús Ventura

0

Uno de los aspectos más importantes en un equipo de fútbol, ya que, de conseguirlo, sabes que mínimo un punto vas a conseguir. La defensa ha estado infravalorada en los primeros inicios del balompié, dejándola a un lado para que los delanteros o la zona ofensiva tuviese el máximo de recursos posible para que lograse marcar más goles que el adversario. Sin embargo y conforme el fútbol ha evolucionado, el equilibrio entre defensa y ataque ahora es más real que nunca e incluso las direcciones o comisiones deportivas tratan de confeccionar un equipo empezando por la zaga y la portería.

Cosa que ha sucedido en un Córdoba CF que, a pesar de tener grandísimos jugadores tanto en la defensa como en el arco, han sufrido diversas lesiones que le han hecho tener estas demarcaciones prácticamente sin suplentes. Aun así, la filosofía de Iván Ania ha sido captada por unos futbolistas que, en el peor momento de la temporada, consiguieron encadenar cuatro puertas a cero consecutivas. Sin embargo, los dos goles encajados ante el Real Madrid Castilla en la vuelta de la competición regular tras el parón navideño hizo que las dudas se centrasen en el entorno de un club blanquiverde que volvió a demostrar esa solvencia en la victoria frente la Intercity sin encajar ni un tanto y con Carlos Marín protagonista en la primera acción del partido gracias a una estirada que mantuvo el empate en el marcador.

Tras el triunfo, el guardameta almeriense compareció ante los medios de comunicación y recalcó las dificultades que está teniendo el Córdoba CF para armar una defensa cada fin de semana, poniendo el foco, además de las lesiones, en las expulsiones, aunque también admitió que “todos los compañeros están preparados”. “La confianza existe en cada uno de ellos y en nosotros mismos, en el grupo, es muy importante. Y después se ve reflejado en el terreno de juego”, explicó un Carlos Marín que subrayó que, tras la última derrota, el vestuario salió “fortalecido”, siendo las porterías a cero un aspecto que querían “mejorar”. “Si cerramos la portería estamos más cerca de ganar y el equipo ha dado un paso adelante a nivel defensivo. Entonces, como he dicho, estamos muy contentos y queremos seguir así”.

Por otro lado, el arquero blanquiverde portó el brazalete de capitán, por lo que fue un día especial gracias a que le da la posibilidad de ayudar a sus compañeros, además de sentirse “muy importante en el vestuario”. “El estado de forma del equipo es bastante bueno, bastante positivo. El mío personal también, me encuentro feliz, muy contento y al final eso se refleja en el campo. Queremos seguir en esta dinámica. Era importante conseguir los tres puntos después de dos partidos sin conseguir la victoria. Y lo más importante, y es lo que le dije a mis compañeros antes, que las derrotas nos fortalecen y no nos debilitan. Entonces era importante conseguir los tres puntos y muy satisfechos”, culminó.

Etiquetas
stats