Córdoba CF Crónica
Un golpe de líder

Marcador CD Badajoz - Córdoba CF

0

Un encuentro para asentar las sensaciones positivas conseguidas en el último tramo liguero y, sobre todo, para mantener la distancia cosechada con respecto a sus más inmediatos perseguidores. El Córdoba CF viajaba hasta territorio extremeño con la ilusión y las ganas de consolidarse aún más en el liderato del Grupo I de Primera RFEF, aunque para ello necesitaba enfrentarse ante un CD Badajoz en clara línea ascendente. El cuadro pacense pisaba nuevamente el Estadio Cívitas Nuevo Vivero con la ambición de dar la sorpresa ante un conjunto blanquiverde que no había perdido aún lejos de El Arcángel en el transcurso de esta temporada. Por ello, ambas escuadras arrancaron el duelo con una electricidad propia de dos equipos que necesitaban sumar los tres puestos en juego.

Y es que los chicos dirigidos por Germán Crespo saltaron al césped extremeño con un nuevo cambio de sistema, haciendo que tanto Willy Ledesma como Antonio Casas formasen la pareja ofensiva del Córdoba CF a la par que Cedric supliese a Simo en el carril zurdo. Aun así y a pesar de estas permutas, el cuadro blanquiverde no falló a su filosofía y desde el primer minuto dominó el esférico, aunque el primer golpe lo dio el CD Badajoz al contraataque. Transición muy rápida la del club pacense que fue guiada a las mil maravillas para un Francis Ferrón que dejó para Jesús Alfaro que, a su vez, vio más abierto a un David Soto que, con algo de fortuna, batió al guardameta Carlos Marín para hacer el primero.

Sin embargo, esa buena salida a priori del Córdoba CF no se iba a quedar aquí y la respuesta fue inmediata. Carlos Puga metió un pase muy preciso para un Antonio Casas que recortó a su par, lo intentó con un disparo que despejó en primera instancia Kike Royo, pero en ese balón suelto dentro del área, el ariete rambleño no perdonó y subió nuevamente el empate al marcador del Nuevo Vivero. Tras este tanto, el CD Badajoz se hizo con el dominio del esférico y los blanquiverdes trataron de salir con rapidez al contragolpe, una de las armas más efectivas del conjunto califa e incluso Cedric tuvo una gran oportunidad después de una mala salida de Kike Royo, pero su vaselina se marchó desviada.

En cambio, la fragilidad defensiva del cuadro visitante estaba en aumento y volvió a relucir en el segundo tanto del CD Badajoz. Calderón perdió su marca y cometió una pena máxima -muy rigurosa, por cierto- que Francis Ferrón no dudó en materializar para poner nuevamente por delante al club pacense. El Córdoba CF, nuevamente, por detrás en el marcador y sin un dominio claro del esférico, aunque las ocasiones peligrosas cayeron de lado de un conjunto califa que estuvo a punto de celebrar el retorno del empate con un Cedric que, con todo a favor, falló en la finalización. A partir de aquí, los chicos dirigidos por Germán Crespo dominaron a su rival, pero fueron incapaces de subir las tablas al marcador antes de que el colegiado decretase el final de la primera mitad.

La vuelta de los vestuarios fue totalmente distinta a lo visto durante los primeros 45 minutos. El técnico Germán Crespo puso más electricidad en banda izquierda al permutar a Simo por Cedric y el juego ofensivo del Córdoba CF recuperó su velocidad. De hecho, y en tan solo un suspiro, la escuadra blanquiverde pudo empatar la contienda por medio de Antonio Casas y Willy Ledesma cuyos remates no vieron puerta, aunque esto era únicamente un aviso. Tanto fue así que Simo Bouzaidi se adelantó a la zaga pacense cuando no había transcurrido ni un cuarto de hora del segundo periodo y aprovechó un gran centro de Carracedo para igualar nuevamente la contienda.

Aun así, esta oleada ofensiva del Córdoba CF no quedó aquí. Una buena jugada colectiva del conjunto califa dejó solo a un Diarra que vio con una posición más franca a Antonio Casas, aunque el mediocentro blanquiverde fue objeto de una pena máxima muy clara y, cuando el esférico estaba ya dentro de la portería, el colegiado madrileño decretó penalti al no existir la pertinente ventaja. Lejos de ponerse nervioso, Willy Ledesma transformó el tercer tanto desde los once metros, poniendo por primera vez por delante a los visitantes en tierras extremeñas. Sin embargo, esto fue insuficiente para una entidad cordobesista que puso tierra de por medio nuevamente con el ariete natural de Torremejía, subiendo así el cuarto gol al marcador después de finalizar una gran jugada colectiva.

A partir de este tanto, el Córdoba CF logró tranquilizar la contienda para asegurar tres puntos que eran oro tras la victoria del AD Alcorcón frente al Rayo de Majadahonda. Una jornada más, la entidad blanquiverde reaccionó a las mil maravillas a los dos primeros golpes del CD Badajoz y se hizo con un triunfo crucial para seguir comandando la tabla clasificatoria del Grupo I de Primera RFEF. La semana próxima, los de Germán Crespo tendrán un duro test, ya que viajarán hasta tierras gallegas para medirse al Deportivo de La Coruña, teórico rival por el ascenso directo.

Etiquetas
stats