El valor de la experiencia

De las Cuevas celebrando un gol

Capitán, clave y calidad. Estas tres palabras podrían definir al actual pichichi de la Segunda RFEF, Miguel Ángel de las Cuevas Barberá. Tras llegar al Córdoba en el último día de mercado de 2018, el alicantino encara ahora su mejor racha con la blanquiverde, liderando al equipo en estas dos primeras jornadas de temporada regular hacia el liderato en el Grupo IV. Un seguro que aporta veteranía y conocimiento del juego para hacerse indispensable sobre el césped. Pese al paso del tiempo, sigue hambriento de fútbol. Y Coria espera en su horizonte.

Y es que la edad tan solo parece ser un número inocuo para el 10 blanquiverde. Sus cuatro goles en los últimos dos partidos así lo avalan, pero no solo ahí se queda su influencia en el equipo. Desde la llegada del actual técnico del Córdoba, Germán Crespo, De las Cuevas ha logrado dar un paso hacia adelante y convertirse en el jugador diferencial que estaba llamado a ser en una categoría como la Segunda RFEF. Su compromiso con el equipo es innegable, portando el brazalete de capitán y siendo un timón sobre el césped, pero es que, además, está respondiendo al míster y a su cambio de posición a la mediapunta con goles y buen juego. Con ocho tantos y una asistencia en su haber en los últimos cinco partidos oficiales de los cordobesistas, Miguel de las Cuevas ha contribuido a que el conjunto blanquiverde aún no conozca la derrota de la mano de Germán Crespo en liga.

Haciendo historia

El habilidoso diestro ya encadena cinco partidos consecutivos viendo puerta, hito tan solo igualado por otros cinco futbolistas blanquiverdes en toda la historia. Según datos de LaLigaenNúmeros, el alicantino está a tan solo un tanto de igualar a Mantecón, que lo logró en 1990, y a dos de hacer lo propio con Javi Moreno, que lo consiguió en la rememorada campaña del año 2007.

La trayectoria del ex del Osasuna por las filas blanquiverdes se podría catalogar, por ahora, como notable. Tras una excelente primera campaña en Segunda División, en la que anotó diez goles en 35 partidos, el Córdoba no pudo evitar el desastre y acabó descendiendo a la entonces denominada como Segunda División B. Ahí, el alicantino volvió a sacar su magia a relucir para anotar otros siete tantos en 26 partidos, aunque el Córdoba tampoco logró su objetivo de ascender de nuevo a Segunda División.

Quizás el peor momento de De las Cuevas como futbolista blanquiverde fue en la pasada campaña, en la que no llegó a encontrar su juego ni con Juan Sabas ni con Pablo Alfaro. Sin embargo, tal y como mencionamos anteriormente, la llegada de Germán Crespo, y su cambio a una posición más centrada le dio alas y volvió a encontrarse con su mejor versión. Ahora, cinco meses después de que el técnico tomase las riendas del club califa, el Córdoba es líder del grupo IV y Miguel de las Cuevas, a sus 35 años, encara su cuarta temporada como blanquiverde siendo el pichichi de toda la categoría con cuatro tantos en su casillero, mostrando así el valor de la experiencia en una categoría como la Segunda RFEF. 

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
17 de septiembre de 2021 - 05:45 h
stats