Córdoba CF

Un debut soñado para el Córdoba CF

El Córdoba vence en el primer partido de la temporada

0

Llegó la hora que todo el mundo ansiaba. La capital califal se despertaba en la mañana del sábado con un sabor diferente pero reconocible. El fútbol de manera oficial volvía a territorio cordobés y los aficionados realizaban su típica tradición: desayunar en un sitio específico, ver a amigos o familiares en el sitio de siempre, ir por el mismo camino al estadio... Ese gusanillo de ser el primer partido de la temporada estaba presente y más aún después del ascenso imperial de su Córdoba CF a Primera RFEF. No era para menos, la entidad blanquiverde debutaba en el nuevo tercer escalón del fútbol español y toda la parcela cordobesista sabía el grado de dificultad que entrañaba esta jornada inaugural ante un Unionistas de Salamanca que, desde el primer minuto, puso en serias complicaciones al conjunto local.

Desde que el colegiado murciano decretó el inicio del partido, el Córdoba CF sabía que su estancia en Primera RFEF no iba a ser ni remotamente parecida a la que fue en el cuarto escalón del fútbol. A pesar de todas las bajas que sufría en el primer partido de la temporada, el Unionistas de Salamanca tenía muy claro a qué debía jugar para sumar algún que otro punto en El Arcángel: balones largos y segunda jugada para aprovechar los espacios que podía dejar el cuadro blanquiverde a las espaldas de los centrales. Por su parte, los de Germán Crespo se centraban en dominar la posesión del esférico en busca de ocasiones claras de gol, aunque, durante los primeros compases, estos acercamientos brillaban, precisamente, por su ausencia.

Aun así, la pólvora que cosecha el club califal en su zona ofensiva podía sobresalir en cualquier momento. De hecho y tras una pérdida en su propio campo de Unionistas, Carracedo mandó el esférico a la madera de la portería defendida por Salva de la Cruz. Este acercamiento del Córdoba CF destapó, en cierta manera, el tarro de las esencias y los locales se fueron con más determinación a por el primer gol de la temporada, aunque no lograron ocasiones lo suficientemente claras para hacer peligrar el empate que reflejaba el luminoso del feudo cordobesista.

Sin embargo, el Unionistas no había dicho su última palabra y despertó después de la pausa para la hidratación. El conjunto salmantino quiso probar a Carlos Marín, inédito hasta el momento, por medio de un Borja que estaba siendo la principal arma ofensiva del cuadro visitante. Aun así, el pupilo de Raúl Casañ no estuvo acertado en un remate de cabeza y en otro pidió de manera ostentosa una mano de Gudelj la cual el colegiado Lax Franco no decidió señalar. Mientras tanto, al Córdoba CF no le tembló el pulso en este sentido y, tras unos minutos donde pareció inactivo sobre el césped, sometió a Unionistas en su propio campo hasta que De las Cuevas tuvo en sus botas adelantarse después de un buena jugada de estrategia, pero el bote no acompañó a un alicantino que, junto al resto de sus compañeros y rivales, enfiló el tunel de vestuarios con unas tablas justas en el marcador.

Tras el descanso, el Córdoba CF sabía que tenía que poner una marcha más en el encuentro si quería debutar con victoria en el tercer escalón del fútbol español. Gracias a esto, la zona ofensiva blanquiverde comenzó a combinar con mucha rapidez, logrando espacios por fuera que tenían que ser aprovechados por los extremos. En cambio, uno de estos últimos jugadores acabó siendo el protagonista del primer gol del partido en un puesto desconocido para él. Javi Flores puso un saque de esquina al segundo palo y, tras una serie de rechaces en el propio área salmantina, Christian Carracedo materializó el primer tanto para los blanquiverdes en su aventura por Primera RFEF.

Lejos de entrar en confianza por ese gol, el conjunto dirigido por Germán Crespo no dejó de pisar el acelerador y quiso acrecentar la ventaja una vez que el Unionistas de Salamanca no sabía la manera de parar esa horda ofensiva que tanto recordaba a esa mágica temporada en Segunda RFEF. Tanto fue así que Simo logró anotar el segundo tanto del Córdoba CF en esta temporada gracias a un buen pase de un De las Cuevas que dejó prácticamente sin oposición aparente a un extremo blanquiverde que no desaprovechó la oportunidad y batió con un disparo potente a Salva de la Cruz.

En cambio y como era de esperar, el Unionistas de Salamanca no iba a vender barata su derrota. El cuadro de Raúl Casañ fue directo a por el gol que le metiese nuevamente en el partido y Mario Gómez recortó una distancia que parecía ser sólida por parte blanquiverde a la salida de un saque de esquina. Aun así, el Córdoba CF, fiel a su estilo, no iba a permitir que su afición sufriese en el tramo final del partido y Antonio Casas dejó sentado a un defensor de manera sutil y batió con una preciosa vaselina a Salva de la Cruz justo antes de que el colegiado Lux Franco decretase nuevamente una pausa para la hidratación.

Después del golazo del jugador rambleño todo pareció cerrado, aunque Carlos Marín terminó por certificar la victoria gracias a una grandísima intervención a un disparo prácticamente a bocajarro de De la Nava. Por su parte, el Unionistas en ningún momento bajó los brazos, sabiendo que un gol le metía nuevamente en el partido en los últimos compases, pero, finalmente, el Córdoba CF no dejó que esta reacción se llevase a cabo e incluso acrecentó la distancia en el marcador por medio de Willy Ledesma. Por tanto, el conjunto dirigido por Germán Crespo volvió a la senda de la victoria en su retorno al tercer escalón del fútbol español y, a pesar de que es la jornada inaugural, presenta sus credenciales para luchar por las posiciones cabeceras del Grupo I de Primera RFEF.

Etiquetas
stats