El Córdoba, necesitado de su ataque

Willy celebrando un gol en El Arcángel

La primera línea, ante la obligación imperiosa de dar un paso al frente para conseguir el objetivo. Durante toda la temporada, el Córdoba ha estado falto de un delantero con dobles dígitos, que impusiera miedo a los rivales y que fuera la referencia en el ataque blanquiverde. Sin embargo, Willy Ledesma, con ocho tantos en el curso entre todas las competiciones, ha sido el único que ha respondido, en cierta manera, a la llamada del gol. Si bien su pobre bagaje goleador no le valió para introducirse en la fase por el acceso al play off de ascenso a Segunda División, no ha demostrado en esta fase elevar la línea de la temporada. Y se encuentra ante el abismo.

El Córdoba, tras los 18 partidos de la primera parte de la temporada, anotó 21 dianas, por delante de equipos ahora en su subgrupo de Cádiz B (20), Tamaraceite (19) y Linense (17); sólo estuvo por detrás, de hecho, del Sevilla Atlético, que marcó 27 goles en dichos encuentros. Aun así, estos dos últimos han mejorado sus prestaciones, no tanto en cantidad de los tantos, sino en importancia de los mismos. De hecho, tanto canarios como gaditanos se encuentran, antes de la quinta fecha, por encima de la escuadra cordobesista, con la Balona ya matemáticamente clasificada para la Primera RFEF de la próxima temporada.

En esta fase, en cuanto a mera estadística, la propia Balompédica Linense y el Sevilla Atlético son los que más han ampliado sus prestaciones goleadoras. Los del Campo de Gibraltar han anotado seis tantos, los mismos que el filial sevillista. De hecho, y no por casualidad, son los que ocupan los dos primeros puestos de acceso a la futura tercera categoría del fútbol español. En este subgrupo de "permanencia", el Córdoba es el penúltimo en goles, pues sólo tiene en su haber en esta fase los de Bernardo, Willy y De las Cuevas. En este factor, sólo supera al Tamaraceite, cuya producción anotadora le valió en este tramo para empatar en El Arcángel (1-1) y para ganar al Murcia (1-0).

En las puertas del infierno se encuentra el Córdoba. De hecho, se las podrían abrir antes de que salte al césped del Municipal de La Línea, ya que un triunfo del Sevilla Atlético ante el Tamaraceite -el partido es a las 13:00 y el del Córdoba, a las 17:00- podría mandarles un billete fijo con dirección a Segunda RFEF. En estos dos últimos partidos, además de a un milagro futbolístico, se tendrá que aferrar a su parcela ofensiva; no tanto a sus delanteros, sino a su capacidad para generar ocasiones reales de peligro. En La Línea de la Concepción se conocerá la sentencia cordobesista.

Etiquetas
Publicado el
28 de abril de 2021 - 14:01 h