Javi Galán reportará al Córdoba CF SAD cerca de 800.000 euros

Javi Galán, en su etapa en el Córdoba

Regresa a la actualidad sólo unos días después. Ocurre por un hecho ajeno pero con el que inevitablemente guarda relación. Todo sucede en base a un acuerdo anterior, el correspondiente a la venta del futbolista al hasta ahora su actual club. En definitiva, el Córdoba CF SAD asegura el ingreso de cerca de 800.000 euros. O más bien, registra una sustancia entrada de dinero para su concurso de acreedores. Así es con motivo del traspaso de Javi Galán al Celta, cerrado entre el cuadro gallego y el Huesca en la tarde de este sábado. La operación tiene especial significado para la antigua sociedad debido a los derechos que tiene sobre el jugador desde enero de 2019.

En efecto, el Celta de Vigo ha rubricado la compraventa del pacense de cara no sólo a la próxima temporada sino a las cinco siguientes. Porque la entidad gallega ha firmado al extremo reconvertido en lateral hasta junio de 2026. Y para ello ha respondido con una cifra cercana a la cláusula de rescisión del jugador, de cuatro millones de euros. De hecho, algunos medios han asegurado que la llegada de Javi Galán a Balaídos se produce después de abonarse esa cuantía exactamente. Sea como fuere, el Córdoba CF SAD garantiza una significativa inyección para su proceso concursal, en el que se encuentra desde diciembre de 2019. Y desde septiembre de 2020 con total certeza al darse entonces la firmeza jurídica de la disociación de su unidad productiva.

La buena nueva para la antigua sociedad, en manos de Carlos González, es favorable en exceso. Quiere decir esto que supera la expectativa propia. El Córdoba CF SAD había incluido en su propuesta de convenio concursal, cuya aprobación se estudia el próximo mes de septiembre, el ingreso por un posible traspaso futuro del futbolista de Badajoz. Hizo lo mismo que en otros casos, como el de Sergi Guardiola. La razón era la posesión del 20% de sus derechos, pese a lo cual contabilizaba en 600.000 euros la consecuencia positiva de una venta por parte del Huesca -tal y como detalló CORDÓPOLIS el pasado mes de junio-. A priori, según los datos de diversos medios, como El Faro de Vigo, la cantidad va a ser superior. Eso sí, no va a las arcas de la entidad sino a la atención de la administración concursal, desarrollada por Francisco Estepa.

Cabe recordar que el Córdoba CF SAD quedó vacío de contenido, por decirlo de algún modo, después de la adquisición de su unidad productiva por parte de Infinity -a través de Unión Futbolística Cordobesa (UFC)- y al mismo tiempo entró en otro concurso de acreedores -tras el acordado entre 2011 y 2012-. Ello conllevaba una gran dificultad de cara a su continuidad en el tiempo pues la respuesta a la deuda, que no es pequeña precisamente, se hacía improbable por no decir imposible. La sociedad está en manos de Carlos González, a todos los efectos además, después de que el canario recibiera una sentencia a su favor en litigio contra Jesús León. Y el tinerfeño tiene intención de mantener la mercantil, por lo que tramitó la inscripción en la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) de un nuevo club -o una nueva unidad productiva-, el San Álvaro.

Javi Galán abandonó el conjunto blanquiverde, el ente anterior, en el mercado invernal de la temporada 2018-19. Salió rumbo a Huesca en uno de los muchos movimientos que procuró la propiedad de esa época, personificada en Jesús León, para aliviar los problemas con el límite salarial y reforzar el equipo. Eran medidas a la desesperada, ya que el cuadro califal estaba en una situación de descenso que no finalmente no fue capaz de salvar. El pacense completó, por tanto, dos campañas y media con el club aragonés, con el que no sólo debutó en la máxima categoría sino que logró hacerse cierto nombre. De ahí, precisamente, que el Celta haya decidido apostar por él.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
31 de julio de 2021 - 17:47 h