Los avales de Germán Crespo en una misión casi imposible

Germán Crespo, en un partido del Córdoba B.

No la protagoniza Tom Cruise. No tiene efectos especiales, explosiones o villanos ex soviéticos. Al fin y al cabo, sí hay clima de tensión y alberga similitudes con la famosa saga de películas Misión imposible. El Córdoba CF ha vuelto a cambiar de entrenador y, en este caso, el que llega tiene ante sí poco margen de maniobra. Pablo Alfaro ya se conjuga en pasado en El Arcángel y Germán Crespo, en presente. El técnico granadino, que hasta hace poco hacía lo propio en el segundo plantel cordobesista, asume los mandos de un primer equipo al borde del abismo y con poco margen de reacción.

Germán Crespo tendrá una semana para aplicar sus virtudes como entrenador con vistas al encuentro del próximo domingo a las 12 ante el Tamaraceite. El Córdoba B, por su parte, tendría apalabrado su presencia en el play off de acceso a Segunda RFEF. Conjugado, por supuesto, en condicional, puesto que, si el equipo sénior cae a esta categoría, se produciría un efecto tapón, por lo que su puesto de preferencia en la siguiente fase caería al tercer puesto. La salida de Pablo Alfaro obliga al Córdoba a recurrir a su tercer entrenador del curso. Así, en esta tesitura, la opción más económica -que no menos válida- recaía en el nombramiento de Germán Crespo como nuevo preparador blanquiverde de la primera plantilla.

El granadino, cuyo listón más alto como jugador fue en Segunda B con el equipo capitalino de su ciudad, llegó al club cordobesista el pasado verano, tras su gran hacer en el Lincoln Red Imps gibraltareño. Lo llevó hasta clasificarse en la 2019-20 para la fase previa de la Europa League, competición en la que no dirigió ningún partido al renunciar al cargo. Así, llegó en pleno julio a la disciplina cordobesa como primer entrenador del Córdoba B, inmerso en una revolución de nombres y profesionalización en su continuidad en la Tercera División. Tras un mal arranque, marcado por la falta de gol y las ausencias continuas de Alberto Del Moral o Luismi Redondo, el equipo resurgió de sus cenizas y se colocó a tan sólo tres puntos del objetivo -los tres primeros puestos- en la última jornada, gracias a la potenciación de hombres como Diego Domínguez, Carlos Puga, Ricardo Visus o Álex Marcelo, entre otros. Un juego atractivo, valiente y que se sobrepuso a todas las numerosas dificultades de diversa índole eran las principales señas de identidad de Germán Crespo. Así, el Córdoba busca que ello se aplique en una plantilla veterana y un vestuario decaído.

La derrota en la última fecha ante el Pozoblanco y el triunfo del Salerm Puente Genil relegó a los cordobesistas a la fase de acceso al play off a Segunda RFEF. A pesar del duro golpe, el cuadro de Crespo se repuso y, con sus victorias ante el Antoniano, Rota y Los Barrios, está virtualmente clasificado para esas eliminatorias. Sin embargo, el condicionante del primer equipo hace que dicha presencia esté en el alambre. Así, la dirección deportiva, aparte de cesar a Pablo Alfaro, decidió que la mejor opción era decidirse por una alternativa de la casa como es Germán Crespo. Sin embargo, existirá la duda sempiterna, en un escenario ficticio, de si el relevo debió llegar antes para un mayor margen de reacción. Sin el Delorean, poco se podrá hacer ante tal situación.

Etiquetas
Publicado el
20 de abril de 2021 - 05:45 h