Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana miércoles, 19/06/2024

Córdoba CF
El Córdoba CF y los ecos de un fracaso inaudito

González Calvo, en su despedida como consejero delegado

Cristian López

0

El fracaso es conocido y asumido, ya desde hace varias semanas, por todo el entorno cordobesista. La ilusión tornó en pesadilla comienzos de este 2023, en una de las mutaciones más radicales que se recuerdan, ya no solo en la historia del Córdoba CF, sino en la del propio fútbol español en general. Bien es cierto que ha habido resurrecciones milagrosas, y recientes, como fue la permanencia histórica de la temporada 2017-18. Entonces, el club tuvo números de descenso durante toda la campaña, y de hecho, se puso a una distancia prácticamente insalvable en la recta final, en la que, para sorpresa de todos, cambió completamente su rendimiento, ahora con un balance de ascenso para mantenerse en la Segunda División. Con todo, lo contrario ha ocurrido en este presente año, en el que los califas han pasado de ser dominadores absolutos de la Primera RFEF, con liderato en solitario y más de un encuentro de ventaja sobre el segundo, a ser el peor equipo de la categoría y quedarse sin opción al play off con varios choques de antelación al final de la fase regular.

Todo ello ha propiciado que, desde la propiedad bareiní, no le hayan temblado el pulso para asumir una de las decisiones más relevantes desde la llegada de Infinity al club, allá por diciembre del 2019. Desde que se produjo esa venta de la unidad productiva, por el club han pasado decenas de jugadores, además de hasta cinco entrenadores. Sin embargo, lo que se mantenía inmutable como parte de esa solidez del proyecto, eran las caras visibles en la cúpula. Es más, con cierto retoques, la dirección deportiva sigue siendo prácticamente la misma a la que llegó en su momento con UFC.

Con todo, ahí sobresale el nombre de Javier González Calvo, ya exconsejero delegado del Córdoba CF y quien ha sido durante estos años el principal gestor de la entidad, además del conducto más directo de comunicación entre El Arcángel y el país del golfo pérsico, donde se encuentran los auténticos propietarios del equipo. Cuatro años bajo el mando del extremeño, en los que se ha conseguido una estabilidad institucional y social, con picos de absoluta efervescencia como la conquista de la Copa RFEF o el campeonato liguero de Segunda RFEF. De hecho, en palabras del propio González Calvo, esa temporada vivió su mejor momento dentro del club. No obstante, lo cierto es que en este periodo no se ha podido ni siquiera lograr la disputa de un play off a Segunda División, lo que supone un absoluto fracaso, ya que, desde un primer momento, la entidad se marcó el propósito de volver al fútbol profesional. Este año es en el que más cerca se ha estado, aunque la desintegración final del equipo ha propiciado la destitución del cargo de González Calvo y el cambio de rumbo del proyecto.

Los resultados y la cuestión económica, principales motivos

Nadie puede negar que los resultados han sido el motivo último por el que se ha relevado el puesto de consejero delegado. Como se suele decir, el fútbol, al final de todo, son números y es insostenible que un equipo pase de sumar 36 puntos entre agosto y diciembre, a cosechar únicamente otros 14 entre enero y mayo. Una absoluta quiebra de resultados. Y la descomposición comenzó, igualmente, en un ambiente cada vez más enrarecido. Quizá algún día se pueda saber a ciencia cierta si realmente ocurrió algo que terminó de quebrar definitivamente el vestuario cordobesista, ya que resulta muy llamativa esa mutación, así como que varios futbolistas pidieran salir en el mercado invernal de un equipo que marchaba líder en solitario y como principal aspirante a lograr el ascenso directo. Eso sí, desde el club siempre se ha negado rotundamente que hubiera mal ambiente.

Por otro lado, las cuentas también han sido decisivas para la salida de González Calvo. El propio exdirigente volvió a recordar en su rueda de prensa de despedida el carácter deficitario de una categoría como la Segunda RFEF. El extremeño reconoció que, desde la llegada de Infinity, se habrían invertido ya unos 20 millones de euros, todo ello con un déficit de unos 2,7 millones en el presente año, y que alcanzaron los 4,7 en la 2020-21. “Espero que no haya recortes. Están apostando por un profesional importante, pero está claro que esta categoría es deficitaria. No puedes recortar, tienes que ingresar, y en estos momentos, el club es difícilmente más ingresable”, subrayó el extremeño, explicando que “cuando llegamos había poco más de 100.000 euros de ingresos por patrocinios, y hoy nos vamos a cerca de 2 millones”.

De este modo, el perfil económico de Antonio Fernández ha sido uno de los principales motivos por los que se le ha contratado como nuevo CEO del club. Como ya se sabe, el nuevo consejero delegado atesora más de 15 años de experiencia en el fútbol profesional y en la gestión de entidades deportivas, habiendo pasado por entidades como Xerez Club Deportivo SAD, Rayo Vallecano de Madrid SAD y Granada Club de Fútbol SAD. Y sin duda, su mayor legado lo dejó en el cuadro nazarí, al que llegó estando el equipo en Segunda y lo convirtió en un plantel de alcance continental. Sus hitos fueron una sexta posición en Primera, un papel más que digno en la Europa League -donde llegó a cuartos de final- y unas semifinales de Copa del Rey.

Etiquetas
stats