El CBM marca el camino

.

Semana tras semana, la historia se repite. La rutina les sabe a triunfo y han sabido construir peldaño a peldaño un grupo infatigable. Son el gran exponente de la provincia en Primera Nacional, y sin duda el equipo más en forma en el balonmano cordobés en categoría masculina. El Cajasur Córdoba Balonmano firmó un nuevo triunfo, que les permite seguir avanzando en la zona más alta del Grupo F. No fue rival el Balonmano Triana (36-18), que sucumbió en Fátima ante un cuadro granate que sigue alimentando el sueño del ascenso. En contraposición a esto, el BM Aguilar Aceitunas Torrent y el Maleta y Avión La Salle compartieron resultado entre ellos, aunque con sensaciones completamente contrarias al CBM, ya que ambos cayeron por la mínima.

Octava victoria consecutiva para unos guerreros granates que siempre marcharon por delante en el marcador, y que llegaron al descanso con cuatro tantos de ventaja, para dejar sentenciado el duelo en la segunda parte gracias a un parcial de 11-0, con la escuadra sevillana sin poder batir la meta cordobesa en dieciocho minutos.

Muy poca historia tuvo el choque entre cajistas y trianeros, puesto que los de Escribano pronto pusieron tierra de por medio. Con una intensa defensa y salida rápida al contraataque, el Cajasur se marchó pronto con una renta de 9-3 que hacía presagiar un partido plácido, como así fue a la larga. A pesar de ello, el Triana no quiso dar su brazo a torcer tan prematuramente, y a base de lucha y arranques de raza, y aprovechando también algunas imprecisiones locales, consiguió estabilizar la renta y que la sangría no creciera excesivamente antes del descanso.

Eso sí, tras el paso por vestuarios llegó el empujón definitivo. Así, del 19-15 se pasó al 30-15, y el duelo estaba más que visto para sentencia a falta de once minutos para el final, cuando Regalado rompió la sequía de los suyos. No obstante, el Triana sólo consiguió cuatro goles en toda la segunda parte, y ello habla muy positivamente de la aplicación defensiva local en ese periodo. Todos los jugadores de campo que intervinieron en las filas granates consiguieron anotar, y hubo momentos de protagonismo para los menos habituales, que respondieron bien demostrando que hay fondo de armario y muchas ganas de hacerlo bien por parte de todos. Al final, un 36-18 con dos puntos más para un Cajasur CBM que anhela dejar certificada su clasificación para la fase de ascenso lo antes posible. Próxima parada: Gran Canaria.

Distinto destino afrontaron el resto de representantes califales. El conjunto aguilarense se trasladó a Montilla para disputar su encuentro ante el Balonmano Algeciras, debido a problemas en su feudo. El conjunto gaditano fue superior prácticamente en todo momento, llegando a ir hasta con cuatro goles de ventaja, aunque el empeño de los de Manolo Ortega hizo igualar las tornas en el tramo decisivo. Con empate en el electrónico se entró en los últimos segundos, aunque fue el mejor el temple visitante, que se llevaron los dos puntos en un ajustado 23-24. Misma historia que vivió La Salle, aunque en su caso más dolorosa si cabe, ya que llegó a mandar en el resultado al principio y al final del choque. Sin embargo, finalmente claudicó por 28-27 en la cancha del BM Bolaños.

Etiquetas
stats